El Período Republicano Intermedio y la Crisis de la Democracia (1920-1933)

El Gobierno de Zayas (1921-1925)

Por ADOLFO RIVERO CARO

(Abogado, traductor, ensayista, uno de los fundadores del movimiento de derechos humanos en Cuba. Tiene un sitio en Internet llamado "En Defensa del Neoliberalismo" -www.neoliberalismo.com -. Actualmente reside en Miami y es columnista de El Nuevo Herald).

Alfredo Zayas tomó posesión en medio de las llamadas "vacas flacas" cuando el precio del azúcar había bajado hasta 1.75 la libra. Quiebras de empresas y masivo desempleo, se unían al disgusto por gobiernos que sólo parecían interesados en el latrocinio. Zayas organizó un gobierno integrado por conservadores y populares, rebajó el presupuesto y solicitó un nuevo empréstito. El General Enoch Crowder, enviado del presidente Harding de Estados Unidos, presionó al gobierno para poner coto a la extremada corrupción y Zayas organizó el llamado gabinete de la honradez. Inclusive firmó un decreto moralizando la lotería. Pero, en realidad, Zayas se burlaba de las presiones moralizadoras de Crowder.

Uno de los problemas candentes a la toma de posesión de Zayas era el de la reelección. En efecto, la última intervención norteamericana se había producido como consecuencia de la voluntad de reelección de Estrada Palma y luego, pese a sus promesas, Mario García Menocal también se había reelecto. Esta forma de violentar la voluntad popular provocaba alzamientos, derramamientos de sangre e inestabilidad. Por esto el presidente Warren Harding envió al General Enoch Crowder a Cuba, con el objetivo de ayudar a redactar un Código Electoral que terminara, de una vez por todas, con estos incidentes. Crowder produjo puntualmente su código aunque no pudo provocar un cambio de mentalidad entre los políticos cubanos.

En Rusia, esta fue la época del inicio de la Nueva Política Económica (NEP) para enfrentar la hambruna que estaba devastando al país. Era una política de concesiones al capitalismo y de cooperación con los empresarios privados. Fue también cuando en el X Congreso del Partido Comunista se decretó la prohibición de las fracciones. En 1922 se celebró el Congreso de la Federación Obrera de La Habana, y hubo una importante reunión de la Agrupación Socialista de La Habana en la que la fracción revolucionaria aceptó las 21 condiciones de la Internacional Comunista (la III Internacional).

En 1922 se funda la Agrupación Comunista de La Habana con José Peña Vilaboa y Carlos Baliño. A fines de ese mismo año, se celebró en La Habana la Sexta Reunión de la Federación Latinoamericana de Medicina. A la misma asistió el Dr. José Arce, rector de la Universidad de Córdoba, en Argentina. Arce fue invitado a hablar en el Aula Magna de la Universidad. El rector se pronunció contra los peligros del imperialismo norteamericano, lo que se hizo instantáneamente popular. El movimiento de Reforma Universitaria, surgido en Córdoba, planteaba algunas reivindicaciones de carácter estudiantil pero, en el fondo, era un reflejo de la voluntad de activismo revolucionario que se estaba popularizando en toda América Latina. Pocos días después, un incidente banal entre un alumno y un profesor provocó una gran protesta estudiantil y la fundación de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). A principios de enero de 1923, la FEU elabora y presenta un pliego de demandas al Rector Carlos de la Torre. El 12 de enero se celebra una asamblea general en la que participa Enrique José Varona. Los estudiantes exigen la expulsión de los profesores que cobran sin dar clases y reclaman la autonomía universitaria. El tono, sin embargo, es inequívocamente revolucionario. El 15, pensando que las autoridades van a cerrar la universidad, se decide la toma del recinto. Por esa época se funda Alma Mater, la publicación de la FEU.

Zayas interviene y se le hacen importantes concesiones a los estudiantes revolucionarios, encabezados por Julio Antonio Mella. Entre ellas está la de la autonomía universitaria y la creación de la Asamblea Universitaria, un cuerpo de profesores y estudiantes para dirigir los asuntos de universitarios, con poder para depurar profesores. Se planteó la celebración de un congreso nacional de estudiantes en ese mismo año.

El Congreso Nacional de Estudiantes se inauguró el 14 de octubre de 1923 en el Aula Magna de la Universidad. Asistieron 53 instituciones con 128 delegados. Hubo ásperos enfrentamientos entre los izquierdistas agrupados en torno a Mella, Alfonso Bernal, Sarah Pascual, Dulce María Escalona y Jorge Vivó y los derechistas agrupados en torno a Emilio Núñez Portuondo, Gerardo Portela y Antonio Iglesias. Mella no pudo dominar el congreso, se rechazaron las alabanzas a los soviéticos aunque se condenaron todos los imperialismos, se protestó contra la Enmienda Platt y se abogó por la autodeterminación de los pueblos, también se aprobó una interesante Declaración de Derechos y Deberes del Estudiante.

Mientras la Universidad jugaba un papel revolucionario, el 18 de marzo de 1923 se produce la llamada protesta de los 13. En el Café Martí de La Habana se reunía frecuentemente un grupo de jóvenes para lo que ellos mismos llamaban "tertulias de intelectuales". Félix Lizaso, uno de ellos, nos ha dicho que se proponían "poner en circulación una nueva sensibilidad, superando el conformismo en política, el modernismo en poesía, el naturalismo en la novela y el discursionismo en la prosa". En uno de los numerosos negocios turbios de la época, el gobierno compró por una cifra exageradamente alta el Convento de Santa Clara. La medida tuvo que ser firmada por el secretario de Justicia Erasmo Regüeiferos. En ocasión de un homenaje a la poetisa uruguaya Paulina Lussi en el Club Femenino de La Habana, se invitó a Regüeiferos para que dijera unas palabras. Enterado de ello, el grupo de jóvenes intelectuales, encabezados por Rubén Martínez Villena, participó en el acto y cuando le dieron la palabra al funcionario, Villena lo interrumpió echándole en cara la corrupción del gobierno. Se produjo un escándalo mayúsculo. Villena se reunió inmediatamente con sus doce compañeros y redactó un manifiesto explicando las razones de la protesta. Los integrantes del grupo decidieron organizarse en el Grupo Minorista. José Antonio Portuondo ha dicho que "el minorismo es la creencia de que una minoría de intelectuales es capaz de expresar el sentimiento de la mayoría de la población". Mejor que ella misma, podríamos añadir nosotros. Utilizaron al revista Social como vocero del grupo que incluía a Fernando Ortiz, Alfonso Hernández Catá, Carlos Loveira, José Antonio Ramos, Luis Felipe Rodríguez, Emeterio Santovenia, Ramiro Guerra, Regino Pedroso, Félix Pita Rodríguez, Leopoldo Romañach, Amadeo Roldán, Alejandro García Caturla y otros..

El minorismo representó el ingreso de la joven intelectualidad cubana en las lides políticas

En 1923, Mussolini toma el poder en Italia con un programa que era básicamente antiliberal. En efecto, la idea de que los parlamentos no resultaban adecuados para afrontar los graves problemas de la sociedad moderna iba ganando fuerza. ¿Acaso el gran imperio ruso no estaba gobernado ahora por una dictadura proletaria que practicaba una democracia de nuevo tipo?

En agosto se constituye la Asociación de Veteranos y Patriotas, dirigida por el mayor general Calixto García Vélez, hijo del famoso Lugarteniente General. Se manifiestan contra la reelección, por la abolición de la lotería, por el voto a la mujer, el pago puntual de las pensiones a los veteranos y el derecho preferente del obrero cubano a los puestos de trabajo. El centro era un enérgico reclamo en contra de la corrupción. Muchas organizaciones se sumaron al movimiento. En el Consejo Supremo se encontraba Rubén Martínez Villena, Juan Marinello y Julio Antonio Mella. Algunos gremios obreros se sumaron al movimiento pero el más importante de ellos, la Federación Obrera de La Habana no ingresó en el movimiento porque sus estatutos estaban influidos por el anarcosindicalismo. Los Veteranos y Patriotas tenían un claro propósito insurreccional. Pero las armas fueron confiscadas en Estados Unidos. En abril de 1924, el coronel Federico Laredo Brú se alzó en Trinidad. Zayas fue personalmente a Cienfuegos y, según afirman testigos de la época, resolvió el asunto repartiendo dinero. La plana mayor de los dirigentes políticos parecÌa incapaz de afrontar y resolver los problemas de la nueva república.

Por esta época, en ocasión de una huelga en la cervecería La Polar, los huelguistas anarquistas echaron sustancias tóxicas y vidrio molido en la cerveza. El hecho provocó la repulsa popular y dio un golpe prácticamente mortal al prestigio de los anarcosindicalistas.

En enero de 1924 murió Lenin y comenzó el proceso de consolidación del poder de Stalin. En maniobras para evitar que León Trotsky tomara el poder, se crea una alianza entre Stalin, Zinoviev y Kamenev. Bujarin, por su parte, se convirtió en el teórico de la NEP y en el principal propugnador del estímulo a los campesinos privados. Es de esta época su famosa consigna de ¡Enriquecéos! En el seno de la Internacional Comunista se propugnaba el establecimiento de un frente unido con la burguesía nacional. La aplicación de esta política en China llevó al ingreso de los comunistas en el Kuomintang, que estaba bajo la dirección de Sun Yat Sen primero y de Chiang-Kai-Chek, después.

En ese mismo año, Julio Antonio Mella entra a militar en las filas de los comunistas.

A fines del gobierno de Zayas, se consiguió que Isla de Pinos formara parte definitivamente de la República de Cuba.

INTRODUCCION

LOS RUGIENTES VEINTE

LA REPUBLICA

EL GOBIERNO DE ZAYAS (1921-1925)

GERARDO MACHADO (1925-1933)

CONCLUSIONES

© Adolfo Rivero Caro

Publicado el 9 de enero de 2002 en CONTACTO Magazine

Para ir a la portada de "Cuba 100 Años Después"

Para ir a la portada de CONTACTO Magazine


"Cuba 100 Años Después" es un proyecto especial de CONTACTO Magazine