Tania León y el Lenguaje Universal de la Música

Cada una, una expresión distinta: ópera, música de cámara, sinfónica, mezcla. Una actividad diversa: piano, dirección, composición, educación. Una experiencia diferente, una hondura humana, una nueva cumbre alcanzada a vuelo de águila. Ante Tania León, la de una obra distinta, creativa y fecunda, la de una pasión vital por la música, la de humanidad profunda que no admite etiquetas ni encasillamientos, es difícil abordar el tema "taniano".

Tania León es una de las figuras femeninas cubanas más ampliamente admiradas y respetadas en el mundo de la musica culta contemporanea, no solamente como directora orquestal y compositora, sino también como educadora en ese campo. El próximo agosto dirigirá la Orquesta Sinfónica de Bolonia, Italia, en cuyo programa aparece su propia obra sinfónica "Horizons". Del 2 al 15 de septiembre dirigirá la compañía "Alvin Ailey American Dance Theater", en Madrid, y el 15 de octubre estrenará en Hong Kong su obra "Axon" para violín, con la colaboración de la violinista Mari Kimura.

A finales de marzo de 2002 estrena "Axon" en el continente americano, en el Festival Cervantino de México.


El año pasado su opera "Scourge of Hyacinths" (La Venganza de los Jacintos), basada en una obra radial del Nobel Wole Soyinka, fue representada tres veces en el Festival Centro Histórico en Ciudad México. Dirigida por ella y diseñada y escenificada por Robert Wilson, esta ópera le había sido encargada a León en 1994 por la Bienal de Alemania. Ganó el premio del Festival. Tras ese estreno en Munich, la opera ha tenido 24 presentaciones en Francia, Austria, México y Suiza.

"Scourge of Hyacinths" abrió la ceremonia de celebracion del 50th Aniversario de la Declaración de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en el Gran Teatro de Ginebra, Suiza. El aria "Oh Yemayá!" fue grabada por la famosa soprano Dawn Upshaw.

León acaba de terminar su más reciente trabajo, "Row of Buttons" para 12 voces femeninas y un violín, basada en fragmentos del libro "Bone", de la escritora Fae Miyenne NG. Entre otras próximas actividades, el National Endownment for the Arts le ha comisionado escribir un ballet en colaboración con el coreógrafo Donald Byrd y el conjunto de cámara MOSAIC.

Hace 35 Años Llegó a EE.UU.

El 29 de mayo de 2002 se cumplen 35 años de la tarde en la que, muy joven, aterrizó sola en Miami procedente de Cuba, en uno de los llamados "Vuelos de la Libertad", con una pequeña maleta de cartón en la que traía las pocas prendas de vestir que en aquel momento el gobierno de su país permitia llevarse a quienes dejaban el territorio nacional. En su equipaje figuraban también un talento nato para la música, una Maestría en Arte y un alma plena de sueños. Pronto seguiriá viaje para superar sus estudios pianísticos en el Conservatorio de París, se dijo. Entonces supo que París le quedaba lejos: al salir de Cuba el gobierno le había retirado la ciudadanía cubana y para adquirir la estadounidense debía pasar al menos 5 años aquí. El 1ro. de junio volaba a Nueva York en donde un matrimonio de músicos, únicas personas que conocía en esa ciudad, le había ofrecido alojamiento en su minúsculo apartamento.

Sola, sin saber inglés, con el "shock" de la salida de Cuba, por la que había esperado 3 años, "la tristeza por la separación de mi familia y mucho miedo, aterricé en Nueva York", cuenta Leon. Abría los ojos como platos al hacer su entrada en aquel mundo nuevo. El American Council for the Emigrees in the Profession, organización que entonces orientaba a los profesionales inmigrantes la auxilió: tras interpretar una pieza al piano, la citaron para una audición dos meses después en el New York College of Music.

Desde los 4 años hasta que se graduó a los 17, había sido entrenada como pianista en el Conservatorio Carlos Alfredo Peyrellade de La Habana, de influencia formativa francesa, con énfasis en lo clásico. León practicó en el piano de una iglesia cercana al apartamento de sus amigos. El día de la audición, inmediatamente después de su interpretacion, el jurado le otorgó una beca para estudiar en el NYCM.

Tras un semestre allí fue transferida a New York University para revalidar sus títulos de solfeo, teoría y piano. Allí estudiaría composición y dirección orquestal y ganaría dos títulos de NYU. También tomó cursos en Julliard y en Tanglewood.

En el otoño de 1968, un año después de llegar a Estados Unidos, la vida de León dio un giro. Una compañera suya de la universidad se enfermó y le pidió que la sustituyera como pianista en las clases sabatinas de ballet en The Harlem School of the Arts.

"La profesora que enseñaba ballet era checa y no hablaba inglés; yo tampoco, pero de alguna manera, la cosa salió", cuenta León, quien recuerda como, entre clase y clase, aprovechaba para "deleitarse" tocando para ella sola. No tan sola. En algun momento Arthur Mitchell la escuchó y le presentó a quien había sido su maestro, Karel Shook, acabado de venir de Europa para iniciar un nuevo grupo de ballet en esa escuela de arte. La invitaron a unirse al proyecto.

Demostrada su creatividad, León recibió la libertad de improvisar la música que tocaría para el nuevo grupo. En alrededor de un año nació The Dance Theater of Harlem, musicalmente dirigido por ella. Así también floreció León como compositora. La companía Tones le encargó un ballet, el primero que compondría. Lo dedicó a su abuelita, que habia descubierto su talento cuando ella era muy niña y había logrado que comenzará a estudiar en el Peyrellade a los 4 años de edad.

"Un día, a mediados de los 70, agarré la batuta y empecé a dirigir las funciones del ballet de Harlem, primero, en Roma y en cuantas oportunidades se nos presentaron viajando por Europa", recuerda.

De esa manera, como directora del Ballet de Harlem, el nombre y el talento de Tania León empezaron a llamar la atención en el mundo artístico y no únicamente en el de Nueva York.

Dirigio "The Witz" en Boadway y un sinnúmero de musicales latinoamericanos en colaboración con artistas, escritores y compositores de Hispanoamérica, radicados en Nueva York, "The Human Comedy ", por Joseph Papp, en Public Theater. Su trabajo se extendió a colaboraciones con directores como Robert Wilson, con quien viajó a Europa y a quien sirvió como directora musical de sus producciones a principios de los años 80.

En esa misma década co-fundó con los compositores Julio Eastman y Rasul Talib Hakim la serie de Conciertos de la Comunidad, de la Orquesta Filarmónica de Brooklyn: 1000 conciertos en todas las barriadas de Nueva York, los cuales les valieron un premio del entonces alcalde de Nueva York, Edward I. Koch.

Con un nombre ya establecido, era natural que Kurt Masur, uno de los músicos más ampliamente aclamados de su generación, quien había comenzado a dirigir la New York Philarmonic en 1991, se hubiera fijado en ella. En 1993 el Maestro Masur y la orquesta, que tiene su hogar en el Avery Fisher Hall del Lincoln Center, la invitaron a converirse en su New Music Advisor. León estuvo con la New York Philarmonic hasta 1997 y en más de una ocasión, la dirigió. Las salas de concierto de Nueva York han sido escenario para su dirección orquestal.

Ha recorrido Estados Unidos dirigiendo: desde el Kennedy Center y la Biblioteca del Congreso en Washington D.C., hasta Arizona State University. En Miami Dade Community College dirigió en 1997 The New World Symphony en el estreno de "Drummin", un complejo trabajo rítmico en el que, con la colaboración del coreógrafo Bebe Miller, intentaba tender un puente entre las culturas afro-americana, indígena nativa americana, japonesa, haitiana, cubana, brasileña y coreana.

Los Sueños del Ser Humano

León no cree en nacionalidades, razas, credos, géneros ni estaturas sociales o económicas.Ve a los seres humanos únicamente como tales, todos, "parte del mismo juego". Todo lo demás son planteamientos divisorios que "hemos creado nosotros con nuestro intelecto humano para darle imaginación al poder".

"Es algo así como una ilusión de poder: yo puedo más que tú, tengo más que tú, soy más importante que tú, y por ahí sigue la cosa hasta que la apreciación que algunos seres tienen de sí mismos es una duda constante. Viven en un constante miedo a no ser aceptados, a no llenar los patrones según las reglas que otros imponen. Eso sucede en donde quiera que estemos, ya sea de persona a persona, de sociedad a sociedad, de grupo a grupo", estima León.

Esa apreciacion, ese juzgar a las personas por la valorización de sus culturas, razas, condiciones económicas o sociales, puede llegar a estancar el desarrollo de los más jóvenes e, incluso, asfixiar sus talentos, según su propia experiencia como mujer, artista y educadora.

"Si se quiere lograr una sociedad humana mejor, es necesario apoyar, estimular a los jóvenes, ayudarlos a expresar sus sueños. Los sueños son los mismos en español, en inglés, francés, alemán, mandarín o en cualquer dialecto indígena de cualquier parte del globo", opina.

Ha estrenado y/o dirigido obras suyas y de otros autores notables en América y Europa. Ha ofrecido multitud de conferencias, ha escrito y publicado; ha grabado discos y es una prolífera compositora: óperas, musica de cámara, sinfonías, ha ganado prestigiosos premios. Desde 1985 es profesora de Música del Brooklyn College.

"Me siento plena componiendo, dirigiendo, educando. Todas las actividades se complementan. Es como decir las cosas desde distintos ángulos pero amalgamándolas, todas sonoramente, sincretando todas las experiencias a la vez. La música es mi vehículo, mi manera de hablar, de decir las cosas. Me envuelvo en sonidos, digo con sonidos. La música es para mí ...lo que es...parte de mí", explica.

Entre el mar de presentaciones consideradas importantes por los públicos de diferentes países, selecciona el estreno de sus obras "Kabiosile", para piano y orquesta, y "Desde..." para piano y orquesta sinfónica, ambas en el Carnegie Hall de Nueva York. El estreno de su ópera "Scourge of Hyacinths" en la Bienal de Munich y después en la ceremonia de las Naciones en Ginebra y en el Palacio de Bellas Artes de México. Todas, dirigidas por ella.

Entre sus momentos de mayor emoción recuerda el estreno de su ballet "Tones" con el Ballet de Harlem a principios de los 70; la primera vez que volvió a Cuba en 1979 y conoció a sus sobrinos (pocos meses después moría su padre); la primera vez que su madre la visitó en Nueva York y la vio dirigir (1983). Cuando dirigio la Beethovenhalle Orchestra en Bonn, donde nació Beethoven. Cuando el Gobernador de Nueva York Geoge Pataki le entregó el "Life Time Achiement Award".

© CONTACTO Magazine

Publicado el 15 de marzo de 2002 en CONTACTO Magazine


Para ir a la portada de "Cuba 100 Años Después"

Para ir a la portada de CONTACTO Magazine


"Cuba 100 Años Después" es un proyecto especial de CONTACTO Magazine