Volver a Primera Página Visitar el Directorio Comercial Clasificado









EE.UU. Endurece su Política Migratoria
para Evitar Nuevos Actos Terroristas

El procurador general de Estados Unidos, John Ashcroft, anunció el 31 de octubre una nueva política migratoria encaminada a reducir los riesgos de nuevos ataques terroristas, como el que destruyó las torres gemelas del World Trade Center en Nueva York y parte del Pentágono en Washington, con saldo de unos seis mil muertos.

El procurador dijo que las autoridades estadounidenses revisarán con más cuidado los antecedentes de los futuros inmigrantes y de los que ya se encuentran en el país temporalmente, y compartirán información acerca de estos, con el fin de mantener alejados de Estados Unidos a miembros y simpatizantes de 46 organizaciones terroristas. La lista de estas organizaciones no se reveló de inmediato.

"Estados Unidos no permitirá que los terroristas usen nuestra hospitalidad como un arma contra nosotros", subrayó el procurador.

El anuncio de Ashcroft incluye a personas que respaldan las actividades terroristas y deportaciones de quienes se encuentren en Estados Unidos.

Por otra parte, el procurador dijo que le había pedido al Departamento de Estado designar a las 46 organizaciones terroristas, cuyos miembros o simpatizantes no se les debe permitir entrar en Estados Unidos.

Ashcroft dijo que se había creado un nuevo cuerpo internacional contra el terrorismo, dirigido por un veterano agente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI), que se encargará de la coordinación de las labores de agencias del orden y autoridades migratorias.

Prometió también que el gobierno será más riguroso a la hora de revisar los antecedentes de las personas que solicitan visas para entrar en Estados Unidos, y pasará esa información a la CIA y al FBI para que estos organismos hagan investigaciones adicionales sobre los interesados, antes de conceder un permiso de ingreso en el territorio norteamericano.

Para Ashcroft, esto es un claro mensaje a los terroristas que les permite saber que "no son bienvenidos en Estados Unidos".

Con el anuncio de la nueva política migratoria, el gobierno de Estados Unidos entra en una nueva esfera de críticas por parte de quienes consideran que estas medidas provocarán un "perfil racial" que facilitará la discriminación de los árabe-estadounidenses y personas de piel oscura.

La medida, en sí misma, fue provocada por otras críticas que señalaban el hecho de que para los terroristas es sumamente fácil ingresar en territorio estadounidense.

El mismo día 31, el Departamento de Estado reveló que 15 de los 19 secuestradores de los aviones que provocaron los atentados del 11 de septiembre, solicitaron visas en Arabia Saudí. Sus nombres fueron revisados contra listas de sospechosos de tener vínculos con el terrorismo, seis fueron entrevistados y todos recibieron la autorización para entrar en Estados Unidos.

El alto funcionario, por otra parte, reconoció que no se han hecho progresos en cuanto a identificar las fuentes de envío postal de la bacteria ántrax, que ha provocado la muerte de cuatro personas en el país.

"No estoy en condiciones de decir que estamos a punto de hacer algún anuncio aquí. No hemos hecho progresos como para dar información en este momento", agregó.

El estado de alarma por el ántrax se recrudeció también el día 31 al conocerse que una cuarta persona murió luego de contraer la enfermedad. La víctima fue identificada como la emigrante vietnamita Kathy T. Nguyen, de 61 años y empleada de un pequeño hospital de Manhatan. Falleció por inhalación de la bacteria, tres días después de haber ingresado en un hospital. De acuerdo con informes de prensa, su mal estado de salud no le permitió cooperar en la investigación.

© CONTACTO Magazine

Publicado el 31 de octubre de 2001

Para leer la sección sobre la Campaña Antiterrorista

Volver a Primera Página Visitar el Directorio Comercial Clasificado