America, Mundo Arte y Cultura Tecnologia Espectaculos Ciencia y SaludLatinos en EE.UU. Mexico Cuba Comida LatinaUn Poco de Humor Publicidad Quienes SomosCartas al EditorWho We Are Advertising Contact Us


 
 


 
  La Guerra de Irak Cuesta $2 Mil Millones a la Semana

La guerra de Irak se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para los encargados de las finanzas del gobierno de Estados Unidos. Ahora cuesta aproximadamente dos mil millones de dólares a la semana, un 20 por ciento más que el año pasado, de acuerdo con un nuevo análisis del Congreso.

El estudio fue realizado por el Congressional Research Service, entidad no partidista, y además de las cifras de Irak revela que en Afganistán los gastos operativos norteamericanos han aumentado otro 20 por ciento, para un total actual de 370 millones de dólares a la semana.

Estos aumentos en ambos países se han producido a pesar de que el número de tropas desplegadas en ellos se ha mantenido estable. Se calcula que los costos se han disparado debido a un aumento de los ataques de terroristas e insurgentes en las dos naciones, contra soldados y civiles.

También "la construcción de una infraestructura más extensa para apoyar las tropas y sus equipos dentro y fuera de Irak y Afganistán" es un factor a tomar en cuenta en relación con los gastos, señala el informe.

El estudio se basa en datos del Departamento de Defensa y sugiere que la construcción de bases de apoyo en meses recientes revela que las fuerzas armadas norteamericanas tienen planes de permanecer en el escenario bélico por varios años. El gobierno, sin embargo, asegura que no se trata de bases militares permanentes.

Pero expertos que tuvieron acceso al estudio indican que hay costos de inversión que podrían indicar la intención del gobierno de mantener las tropas por tiempo indefinido. Entre estos costos están la compra adicional de vehículos Humvees, radios y equipos de visión nocturna, así como tanques y otros blindados para sustituir a los que han sido destruidos en la guerra. Estas compras han sido efectuadas principalmente por el Ejército y la Infantería de Marina.

El Ejército le ha pedido al Congreso, de manera separada, 36 mil millones de dólares para la compra de equipos, mientras que la Infantería de Marina dice que necesita cerca de 12 mil millones adicionales.

El estudio informa que en la categoría de fondos destinados a reforzar las operaciones militares, con la sustitución o reparación de equipos dañados en combate, los gastos han aumentado de siete mil 200 millones de dólares en 2004 a 20 mil 900 millones en 2005 y 22 mil 900 millones este año 2006.

El Congressional Research Service, que hizo este estudio, calcula que después de que el Congreso apruebe dos proyectos de ley pendientes sobre gastos de guerra, el total de los fondos destinados a estas campañas militares desde el 11 de septiembre de 2001 a la fecha, llegará a los 509 mil millones de dólares. De este dinero, 379 mil millones cubrirán los costos de operaciones en Irak, 97 mil millones serán para la presencia militar en Afganistán, y 26 mil millones se invertirán en seguridad para las tropas norteamericanas acantonadas en bases militares alrededor del mundo.

Estas nuevas cifras sobre la guerra de Irak y la ocupación de Afganistán aparecen en el mismo momento en que se agudizan las amenazas internacionales contra Estados Unidos y sus aliados. El régimen comunista de Corea del Norte hizo su primera prueba con una bomba atómica a principios de octubre. El gobierno de Pyonyang dijo que se proponía hacer nuevas pruebas de este tipo para impedir una agresión de Estados Unidos.

Las reacciones internacionales no se hicieron esperar, con fuertes críticas que van desde las divulgadas por el gobierno de China hasta las de México. La ONU decidió imponer sanciones a Corea del Norte, pero el gobierno de este país asiático se ha mantenido desafiante.

Por otra parte, el gobierno radical islámico de Irán también tiene en marcha un programa de desarrollo nuclear, que no se propone suspender a pesar de las presiones de Estados Unidos y la Unión Europea. El presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad no sólo se ha mostrado también desafiante ante los reclamos de la comunidad internacional, sino que ha reiterado en varias oportunidades que el estado de Israel debe ser borrado de la faz de la Tierra.

En medio de este torbellino de riesgos, un estudio hecho por 16 agencias de inteligencia de Estados Unidos asegura que la guerra de Irak ha provocado un aumento de grupos y células radicales islámicas dispuestas a realizar atentados terroristas dentro y fuera de Irak y Afganistán, contra intereses norteamericanos y de sus aliados occidentales.

Mientras tanto, el presidente George W. Bush y sus principales colaboradores han reiterado su teoría de que abandonar Irak en estos momentos, significaría enviar un mensaje equivocado a los terroristas, que vendrían hacia Estados Unidos si se retiran los soldados norteamericanos de territorio iraquí. También han dicho que sería dar una pésima de abondono de los aliados.

Por otra parte, las últimas encuestas muestran que la mayoría de los estadounidenses están en desacuerdo con la guerra de Irak en estos momentos, a diferencia de la abrumadora mayoría que la respaldó al comienzo, hace tres años. Cerca de tres mil soldados norteamericanos han muerto en suelo iraquí, y los insurgentes han convertido a aquel país en un verdadero infierno.

Sin embargo, los iraquíes han acudido en números récord a las urnas en elecciones recientes, a pesar de las amenazas de la insurgencia. En estos tres años ya aprobaron una constitución democrática y eligieron a un parlamento propio.

Para leer en inglés el análisis del Congressional Research Service - PDF

Para recibir el boletín de Contacto con nuevos artículos...



Avisele a un amigo:
© CONTACTO Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje en medios impresos, radio y televisión, sitios web de Internet, CDs y otros medios de comunicación masiva.

Search Contacto Magazine:

Google: Yahoo: MSN:

Volver a Primera Página