Contacto Banner


America, Mundo Arte y Cultura Tecnologia Espectaculos Ciencia y SaludLatinos en EE.UU. Mexico Cuba Comida LatinaUn Poco de Humor Publicidad Quienes SomosCartas al EditorWho We Are Advertising Contact Us


Café Impresso


La Fiesta de Barack Obama

Horas después de haber elegido al experimentado senador Joe Biden como su vice, Barack Obama ha entrado a la Convención Nacional Demócrata, en el Centro Pepsi de Denver, Colorado, empatado con su rival republicano John McCain, por debajo en otras encuestas, y con una mala noticia divulgada el domingo 24 de agosto por la cadena CNN: 27 por ciento de los votantes demócratas registrados que apoyó a Hillary Clinton, votaría por McCain, de sólo 16 por ciento que tenía la misma intención el mes anterior.

Por lo general, las convenciones partidistas dan un gran impulso a los candidatos. Se supone que esta convención demócrata permita a Obama recuperar el terreno perdido en las últimas semanas, frente a un adversario que se ha caracterizado por venir de abajo. Durante las primarias republicanas, hubo un momento en que McCain no sólo cayó al sótano, sino que se quedó sin fondos para continuar. Continuó y ganó.

Más o menos, las cosas están así. Cerca del 80 por ciento de los demócratas apoya a Obama, por lo menos el 85 por ciento de los republicanos respalda a McCain. En 2004, Kerry obtuvo el 89 por ciento de los votos demócratas.

Pero hoy asistimos a la fiesta de Obama. La de McCain comienza dentro de una semana. Para evitar que se eche a perder su fiesta, el popular candidato presidencial afroamericano tendrá que trabajar duro. Es obvio que el sentimiento contagioso que produjo en todo el país su mensaje de cambio, está cambiando. Ese trabajo duro, durante los próximos días, tendrá que encaminarse a explicar con gran claridad, cómo espera producir ese cambio con un vicepresidente que ha estado en Washington más tiempo que McCain, que apoyó a Bush en la guerra de Irak, a la cual él se ha opuesto desde el principio, que defiende la construcción de un muro en la frontera con México, y que, por lo menos ante los ojos de ciertos segmentos latinos, crea dudas al haberse opuesto a la entrega de licencias de conducir a los indocumentados. Además, Biden es sólo seis años más joven, o menos viejo, que McCain.

El perfil de Biden está más cerca del perfil del vicepresidente que debe elegir McCain, que del que debe caracterizar al hombre que Obama necesita para salir adelante. El mismo Biden, en el pasado, se encargó de confirmar esto último, al decir que admiraba a McCain y que sería "un privilegio" para él estar postulado junto al candidato republicano, o en su contra. ¿Elegancia, torpeza, genuina admiración por McCain? Por lo pronto, la prensa norteamericana, la misma que la derecha de Estados Unidos califica de liberal, es decir, de izquierdas, se ha encargado de divulgar todo lo negativo que rodea la vida de Joe Biden, quien está a punto de echar mano a una famosa frase de Cantinflas, "no me defiendas, compadre", porque inclusive la secretaria de Estado, Condoleeza Rice, ha dicho que Biden es "un gran patriota". Y lo es, sólo que dicho por ella el día inaugural de la Convención Nacional Demócrata suena a que la jefa de la diplomacia de Bush ha dicho: "Obama eligió a uno de los nuestros".

Pero, ojo, tal vez eso exactamente es lo que quiere Obama. Sus críticos han trabajado horas y horas en demostrar que el candidato demócrata es un idealista, un inexperto que propone cambios para los que se requiere un conocimiento de la alta política que él no tiene. Biden podría ser el hombre que despeje esa duda, con sus 35 años en el Congreso de Estados Unidos, con su firmeza, con su lenguaje desenfadado, con sus fuertes lazos con el movimiento obrero del país y por ser un hombre, al igual que McCain, admirado por demócratas y republicanos.

Quizás Obama decida relegar a un segundo plano, sino el concepto, por lo menos la palabra cambio. Después de todo, los estadounidenses no son muy amantes de ese vocablo más allá de la ciencia y la tecnología, ni están muy convencidos de que demócratas o republicanos sepan cómo se digiere un verdadero cambio político en los complejos pasillos del Capitolio y la Casa Blanca.

Esta campaña por la Casa Blanca ha sido tan sorprendente, que tal vez los demócratas no deban preocuparse por los efectos de la elección de Biden. ¿Qué tal si McCain empareja la contienda eligiendo a Jesse Jackson como su vice?

Próximamente, La Fiesta de John McCain.

(Hernández Cuéllar es director y editor de Contacto Magazine, revista que fundó en julio de 1994 en Los Angeles, California. Ha sido además redactor de la agencia EFE en La Habana, Cuba, San José, Costa Rica, y Los Angeles, California, así como editor metropolitano del diario La Opinión de Los Angeles e instructor de periodismo de la Universidad de California en Los Angeles, UCLA --- Biografía).

Fiesta Latina - Contribuciones de los hispanos a EE.UU.

Café Impresso (otras columnas)





Para enviar sus comentarios...

© Contacto Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos periodísticos de Contacto Magazine en medios impresos, radio y televisión, libros, sitios web de Internet, CDs, DVDs y otros medios de comunicación masiva. Los interesados en recibir una licencia de reproducción del contenido de Contacto Magazine, pueden enviar una solicitud al editor.


América-Mundo, Arte y Cultura, Espectáculos, Ciencia y Salud, Latinos en EE.UU., México, Cuba, Tecnología, Un Poco de Humor, Comida Latina, Portada, Directorio Comercial Clasificado

Contacto Logo