Volver a Primera Página Visitar el Directorio Comercial Clasificado











Brasileños Narran sus Experiencias
Luego de Visitar Cuba

Por ROBERTO L. FERREIRA PASSOS
Actualidad Brasileña/ Atualidade Brasileira
Rio de Janeiro

Con el lema "No dejemos que Río Grande se transforme en otra Cuba" estampado en sus camisetas, cinco jóvenes de Rio Grande do Sul, estratégico Estado del sur de Brasil, en la frontera con Argentina y Uruguay, retornaron de Cuba trayendo grabaciones de numerosas entrevistas, documentos y fotos que muestran el panorama de injusticia, miseria y represión del sistema comunista .

José Henrique Westphalen, Luciano Anziliero, Marcelo Demolinier, Rogelio Soliman y Silvio Comanduli, en declaraciones al diario Zero Hora, narran que quedaron chocados con el bajo nivel en materia de salud, educación y vivienda, que sin embargo ciertos propagandistas presentan como siendo los grandes "logros" de la revolución. Los niños y jóvenes están "desestimulados con los estudios", porque saben que después de recibir el título recibirán un salario entre 7 y 15 dólares, como es el caso de los médicos. Los remedios prácticamente no existen en las farmacias estatales. Y es común encontrar grupos familiares de hasta 9 personas viviendo hacinados en una sola habitación.

Westphalen, de 21 anos, reconoce que también en Brasil existen problemas sociales. Pero una de las grandes diferencias es que en este país las personas pueden superarse estudiando y trabajando, en un ambiente de libertad.

"Allá no es así", concluye el joven brasileño.

El grupo consiguió llegar hasta Varadero, un balneario con un panorama paradisíaco, donde sólo los extranjeros y algunos cubanos funcionarios del régimen tienen acceso.

"Allá es otro mundo: muchos dólares, autos importados y gran inversión extranjera en hoteles de lujo", agregó.

En el resto de la isla, lo que abunda es la miseria y la falta de libertad. Los 5 jóvenes volvieron decididos a recorrer Rio Grande do Sul para que todos sepan lo que el Partido de los Trabajadores (PT), que actualmente controla el gobierno estadual y la intendencia de la capital, está queriendo hacer con dicho Estado a través de algunos programas semejantes a los del sistema cubano.

Otros riograndenses que también visitaron Cuba últimamente, y que volvieron igualmente decididos a mostrar toda la verdad sobre Cuba, son el periodista y profesor de la Pontificia Universidad Católica de Rio Grande del Sur, Juremir Machado da Silva, y el arquitecto Percival Puggina. Ambos publicaron artículos a ese respecto en el Correio do Povo.

"Cuba es un infierno en el paraíso caribeño", sintetizó Juremir .

"Recorrí las calles de La Habana, ví, oí y quedé estremecido: en 42 años Fidel Castro construyó el infierno al alcance de todos. En Cuba, hasta los médicos son miserables. Los cubanos fueron educados para el miedo, viven en un Estado totalitario", añadió.

Y recuerda lo que le dijo un colega cubano, el profesor de historia José, que vive con su esposa y otras 10 personas en un tugurio insalubre de La Habana: "Cuba es una prisión, una cárcel especial. Aquí ya se nace prisionero. Y la pena es perpetua. Tengo una doble vida: en las clases, miento para los alumnos haciendo la apología de la revolución, a pesar de que vivo en un mundo de pesadilla".

Juremir añade el comentario de otro cubano sobre el sistema de enseñanza: "Tenemos alfabetización, pero no educación. Somos instruídos para leer la versión oficial, no para la libertad". Sobre la "libreta de racionamiento", a través de la cual supuestamente los cubanos recibirían una canasta básica de alimentos para un mes, él comenta: "La comida alcanza, en la mejor de las hipótesis, para una semana. Después, que cada uno se arregle. La carne es un producto impensable".

El arquitecto Puggina, después de pasar siete días en Cuba, retornó horrorizado con la "miseria" y con el "fuertísimo y ostensivo control policial".

"Existe un rígido control del Estado sobre la vida de cada ciudadano. En cada manzana funciona un Comité de Defensa de la Revolución que espía la vida y fiscaliza la vida de cada uno", dijo.

A comienzos de 2001, una nutrida delegación cubana encabezada por Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea del Poder Popular cubano y "eminencia gris" del régimen, estuvo en Porto Alegre para participar en el Foro Social Mundial, efectuado en la Pontificia Universidad Católica de Rio Grande del Sur. Los cubanos tuvieron un papel protagónico junto con representantes de guerrilleros colombianos, del Movimiento Sin Tierra (MST) y del Partido de los Trabajadores. En la ocasión, los cubanos fueron homenajeados por el gobernador Olivio Dutra y por el intendente Tarso Genro.

© Actualidad Brasileña/Atualidade Brasileira/AB

Volver a Primera Página Visitar el Directorio Comercial Clasificado