Contacto Banner


America, Mundo Arte y Cultura Tecnologia Espectaculos Ciencia y SaludLatinos en EE.UU. Mexico Cuba Comida LatinaUn Poco de Humor Publicidad Quienes SomosCartas al EditorWho We Are Advertising Contact Us


Natalia y Alberto Cortez

Los bailarines argentinos Natalia y Alberto Cortez.

Alma e Historia del Tango

La mujer cae de golpe en los brazos del hombre, gira su cuerpo, monta su pierna sobre la cadera de su pareja, se desploma en el piso, se desliza al ritmo de la música en una formidable expresión pasional. No es un baile cualquiera. No es una música cualquiera. Es el mundialmente famoso tango.

Algunos expertos cuentan que la palabra tango estaba en el diccionario de la Real Academia Española hacia 1803, como una variante del tángano, hueso o piedra que se usaba para practicar un juego del mismo nombre. En 1889, el diccionario definió con mayor precisión la palabra tango, de esta manera: "fiesta y baile de negros y de gente de pueblo en América". Un siglo después, la academia estableció la siguiente definición: "baile argentino de pareja enlazada, de forma musical binaria y compás de dos por cuatro, difundido internacionalmente". Así está mejor.

Muchos creen que la palabra tango es una voz portuguesa que fue introducida en América por vía del dialecto criollo afro-portugués. Por ejemplo, Blas Matamoro, dice que tango y tambo son onomatopeyas del tam-tam o candombe que se usa en los bailes negros. El lugar de reunión de los esclavos, tanto en Africa como en el Nuevo Mundo, era llamado tango. En Buenos Aires, así se llamaba a las casas en las que a principios del siglo XIX, los negros se reunían para bailar.

Por otra parte, también en el siglo XIX pero en España, se utilizaba la palabra tango para llamar a un palo flamenco.

El baile se extendió con el paso del tiempo y en lugares tan conocidos como el Café Sabatino, el Almacén de la Milonga y el Viejo Bailetín del Palomar, a finales del siglo XIX, ya se escuchaba el ritmo del tango y se veían ciudadanos del interior del país, comprometidos con la nueva música. Algunos historiadores, sin embargo, atribuyen al tango un origen oscuro en los festivos prostíbulos de la capital argentina.

Ahí se establece aproximadamente la fecha de nacimiento del tango: finales del siglo XIX, más específicamente la década de 1880. Lugar: las orillas del Río de la Plata. Es importante destacar que en esas fechas, el 25 por ciento de la población de Buenos Aires era negra.

Ciertos especialistas señalan que en aquella época, el tango era una mezcla de la coreografía de la milonga, la línea melódica de la habanera hispano-cubana y el ritmo del candombe, y contaba con ingredientes del tango andaluz, del cuplé, del chotis y giros bailables de las milongas criollas.

Todavía hay un apasionado debate respecto a quién fue el primer autor de tangos. Una mayoría atribuye tal mérito histórico a Juan Pérez, compositor de Dame la Lata, pero no se descarta que hayan existido otros muchos. Entre las primeras obras del género se mencionan El Tero y Andate a la Recoleta.

De alguna manera, el tango es también hijo lejano, según algunos expertos, del tráfico comercial que existía entre los puertos de La Habana, Cuba, y Buenos Aires, ambos de habla española.

En sus comienzos, el tango fue interpretado por grupos humildes que entonaban la melodía con apenas violín, guitarra y flauta. También se usaba un peine devenido instrumento de viento con la ayuda de un papel. El gran instrumento del género, el bandoneón, no se integró al nuevo fenómeno musical hasta principios del siglo XX, y finalmente sustituyó a la flauta.

El Salto a la Fama

Pero no fue en Buenos Aires ni en ningún otro sitio del Nuevo Mundo, donde el tango saltó a la fama mundial. Sin duda alguna, París, capital de la moda y la vanguardia, jugó este rol protagónico, cuando en Argentina el tango era algo abominable, en Alemania el Kaiser lo había prohibido a sus oficiales y en el Vaticano el Papa Pío X lo tenía rigurosamente censurado. Pero, ¿cómo llegó a París?

Los jóvenes argentinos de bien, que tampoco podían bailar este ritmo apasionado en los salones rioplatenses más elegantes, lo llevaron a la capital francesa en sus viajes de estudios y recreo. Estos jóvenes lo habían aprendido en ocultos tugurios de Buenos Aires, que visitaban casi a escondidas para pasar buenos momentos y conquistar algunas minas de ocasión. Los aristócratas del bueno gusto, prelados, moralistas e inclusive revistas de la época que calificaban al tango de "indecoroso" y "grotesco", con "ridículas contorsiones y repugnantes actitudes", como dijera la revista española La Ilustración Europea y Americana, llegaron demasiado tarde. Sus dardos inflamados no lograron detener el triunfo mundial del género musical.

Por supuesto, el sello de oro del tango lo puso el formidable Carlos Gardel, quien comenzó a interpretar estas melodías en 1917. Gardel sólo vivió 45 años. Murió en un accidente aéreo en Medellín, Colombia, el 24 de junio de 1935, pero en su carrera grabó una impresionante cantidad de temas. Nada menos que 912 en mil 500 discos, actuó en los más importantes escenarios de Europa y América, y cantó en cinco películas. Fue el veradero catalizador de esta experiencia musical y danzárea que conquistó al mundo, con el fuego de sus movimientos.

Tan influyente fue Gardel no sólo para la vida del tango sino para la de todo su país, que en una ocasión el general Juan Domingo Perón dijo que para gobernar Argentina hacía falta la sonrisa de Gardel.

(Alma e Historia del Tango es el primero de una serie de artículos del proyecto especial Música Inolvidable, que Contacto publicará durante los meses de marzo, abril y mayo de 2009. Música Inolvidable presentará artículos sobre música suramericana, música tradicional mexicana y ritmos de Cuba y el Caribe, así como perfiles de grandes artistas).

Latinos en Estados Unidos

BizNews - Business channel in English






Su
Dirección Electrónica:



Escriba su Comentario:

 


Fiesta Latina - Contribuciones de los hispanos a EE.UU.

Café Impresso (Un espacio digital de opinión)
© Contacto Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos periodísticos de Contacto Magazine en medios impresos, radio y televisión, libros, sitios web de Internet, CDs, DVDs y otros medios de comunicación masiva. Los interesados en recibir una licencia de reproducción del contenido de Contacto Magazine, pueden enviar una solicitud al editor.


América-Mundo, Arte y Cultura, Espectáculos, Ciencia y Salud, Latinos en EE.UU., México, Cuba, Tecnología, Un Poco de Humor, Comida Latina, Portada, Directorio Comercial Clasificado

Contacto Logo
Calendario de Eventos
Fiesta Latina
CNSClientsCONTACTO:October08