America, Mundo Arte y Cultura Tecnologia Espectaculos Ciencia y SaludLatinos en EE.UU. Mexico Cuba Comida LatinaUn Poco de Humor Publicidad Quienes SomosCartas al EditorWho We Are Advertising Contact Us


 
  Robots de Todo Tipo
Revolucionarán Nuestro Entorno
IBLNEWS

Negociadores, enfermeros, perros o gatos son algunas de las formas que vienen tomando los robots prefigurando un futuro hasta ahora sólo visto en las películas de ciencia ficción.

Desde sofisticados perros cibernéticos (Aibo), pasando por gatos sintéticos hasta robots diseñados para cuidar de enfermos o encargarse de negociaciones financieras; estas son algunas de las soluciones que ya están en funcionamiento o llegarán en pocos años, transformando notablemente la forma en cómo se hacen las cosas, al igual que las nuevas tecnologías han hecho en tantos y tantos ámbitos.

Desde hace ya décadas en el imaginario colectivo aparece la figura del robot como complemento ideal en las tareas más diversas. El propio vocablo, que proviene del húngaro robota, quiere decir esclavo, alguien que descarga de tareas pesadas. Los robots están presentes en multitud de sectores industriales, pero todavía está por venir la revolución dentro del hogar, por mucho que se empeñen los electrodomésticos inteligentes.

La idea de tener un mayordomo, una gobernanta o una enfermera sintéticos cuidando del hogar o de una persona ha ilustrado cientos de películas; se trata de una imagen de lo más seductora, aunque el coste de adquisición y la adaptación necesaria a los cada vez más reducidos hábitat urbanos siguen siendo un obstáculo. A pesar de esto, con el nuevo siglo han llegado importantes novedades en este sector que prefiguran una realidad hasta ahora digna de ciencia ficción. Uno de los sectores donde la robótica parece haberse convertido en un aliado indispensable es el médico.

Enfermeros sintéticos

De la mano de Pyxis Corp, cien hospitales de EE.UU. ya ven circular por sus pasillos el HelpMate (compañero de ayuda), un robot capaz de transportar equipamiento médico, comida y medicamentos, descargando de este trabajo a las enfermeras. HelpMate pesa 180 kilos, es capaz de recordar más de 30 destinos y todo sin perderse gracias a su sónar y sensores de infrarrojos. Cuando va a moverse emite mensajes hablados como voy a moverme, por favor tome distancia" y si alguien interrumpe su camino, se detiene y busca vías alternativas, y en el caso de que no consiga pasar, se detiene y emite un claro "mi camino está bloqueado. Además, su estructura incorpora contenedores que pueden cargarse con medicinas, cada una etiquetada con un código de barra que incluye la información del paciente que debe recibirlas.

Otro ejemplo es Pearl, un robot enfermero que forma parte del proyecto Nursebot, de las universidades Carnegie Mellon y de Pittsburgh (EE.UU.). El objetivo de sus creadores es desarrollar robots personales, móviles y autónomos que asistan en la vida diaria de las personas ancianas que sufren enfermedades crónicas. Pearl es capaz de recordarles cuándo tomar sus medicamentos, alertar si alguno sufre una caída y proporcionar un enlace electrónico entre médico y paciente utilizando Internet. Con esto se pretende que en el futuro los médicos puedan realizar videoconferencias con sus pacientes para controlar sus tratamientos. En el caso específico de Pearl, el robot es capaz de evaluar ciertas condiciones del paciente como la presión o el ritmo cardiaco de forma autónoma y enviar los datos al doctor de forma periódica. El enfermero sintético también ayuda a los enfermos a desplazarse e, incluso, interactúa socialmente con ellos, gracias a una pantalla en la que despliega mensajes.Un robot similar ha sido construido por la empresa japonesa Matsushita, y es capaz de tomar la temperatura del paciente, su tono muscular, pulso y otras variables gracias a una serie de sensores específicos que incorpora. Una vez reunidos, es capaz de enviar todas estas variables a través de telefonía celular a un centro médico para que sean revisados.

Se espera que en unos cinco años la mayoría de estos robots sean comercializados.

Robots en el cuerpo

Un equipo de científicos del Imperial College de Londres ha creado un par de robots con sorprendentes capacidades. El primero es capaz de tomar muestras de sangre: golpeando suavemente el brazo &endash;como hacen las enfermeras de carne y hueso desde hace décadas-, este robot es capaz de determinar la posición de las venas por la respuesta de los tejidos y así proceder a la extracción. Según los expertos, este mecanismo le otorga gran precisión, aunque advierten que la decisión final del pinchazo debe ser tomada por un operador. Los creadores han señalado que el robot puede ser muy útil para niños y personas obesas, ya que puede discriminar entre la diferencia de grosor o la profundidad a la que se encuentra una vena. A futuro también podría ser usado por personas que deben inyectarse periódicamente como los diabéticos, que requieren encontrar nuevas venas.

Más sofisticado es el modelo cirujano, un robot capaz de realizar incisiones en el cuerpo humano y retirar tejidos. El invento es una creación del Profesor Brian Davies quien afirma que su "interés por la aplicación de robots a la medicina empieza a principios de los 70 cuando se les dotaba a las víctimas de la talidomida de extremidades hidráulicas para que pudieran valerse". La lista de creaciones se completa con PROBOT, un sistema para desobstruir la próstata sin cirugía o ACROBOT, un robot cirujano que puede ser controlado remotamente por el médico y que ofrece una precisión mucho mayor en intervenciones a pequeña escala de la que es capaz de conseguir cualquier humano. La lista de inventos robóticos aplicados a la cirugía es verdaderamente amplia en este centro británico y puede verse aquí.

Las extremidades robóticas como la de los célebres Steve Austin y Jaime Sommers también parecen cosa de cine, pero están más cerca de lo que parece según las últimas investigaciones. Neurocientíficos de todo el mundo están avanzando rápidamente en el desarrollo de prótesis y brazos robóticos controlados por el pensamiento de personas paralizadas o a las que han sufrido la amputación de una extremidad. Varios ejemplos pudieron verse el pasado mes de abril en Pucón (Chile) donde se celebró el Congreso Internacional de Neurociencias bajo el auspicio del Instituto de Ciencias Biomédicas (Icbm) de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y la Universidad de Montana (EE.UU.). El principal escollo a salvar para que el cuerpo humano se comunique con miembros artificiales es la interpretación de las señales eléctricas; para el doctor Pedro Maldonado, neurofisiólogo del ICBM, "una vez que se conozca con precisión este lenguaje, se podrá saber qué tipo de comandos determinan, por ejemplo, la dirección en que debe moverse una mano para cerrar una puerta o la intensidad con la que se debe tomar un vaso para no quebrarlo". Aún así ya se han conseguido resultados sorprendentes como en el caso del trabajo que desarrolla el doctor Miguel Nicolelis, de la Universidad de Duke (EE.UU.): hace poco más de un año, sus investigaciones dieron la vuelta al mundo al lograr que un mono moviera con el pensamiento un brazo robótico ubicado a 950 Km. de distancia. Esto gracias a electrodos insertados en su cerebro y conectados a un computador.

Perros, camareros y más

En otro orden de cosas y mucho más cerca de la cotidianeidad están las mascotas sintéticas. Aunque hubo intentos anteriores, lo cierto es que el primer robot doméstico que de veras asombró al mundo fue el Aibo. Lanzado como prototipo por Sony en junio de 1999 y como producto comercial al año siguiente, este perro sintético fue especialmente creado para hacer compañía y, como tal, emula mucho a sus homólogos de carne y hueso. El "bicho" entendía órdenes verbales simples, reconocía diferentes voces y era capaz de aprender hasta 50 nuevas órdenes verbales. Dotado de 20 juntas motorizadas, sus movimientos se asemejaban admirablemente al de cualquier perro real, incluso a la hora de levantar la pata para hacer sus supuestas necesidades.

Más robots perro

Visto el éxito que ha tenido el Aibo, Sony ha decidido recientemente lanzar nuevos modelos lo que ha provocado la bajada de los modelos conocidos. Desde fuera, la mayor diferencia entre las nuevas y viejas generaciones es que incorporan el ERS-31L, que está basado en los modelos Latte y Macaron &endash;que recuerdan un bulldog, según la compañía- que Sony puso a la venta el año pasado. Aunque en Europa se mantiene un precio cercano a los 2.000 euros, en Estados Unidos éste se ha reducido hasta los 599 dólares. Las nuevas versiones Latte y Macaron -ERS-311B y 312B, respectivamente- incorporan la tecnología BlueTooth. El modelo ERS-210A y el 220A cuenta ahora con un procesador mucho más rápido que trabaja a 384 MHz, el doble de la generación anterior.

Robot panda

Echando mano de la morfología de uno de los animales que más ternura despiertan, Sony volvió a dar en el clavo hace unas semanas con Long; no estará a la venta y será distribuido sólo en Japón como parte de una campaña promocional de una conocida marca de refrescos de allí.

Robot humanoide

Honda, que además de motos y coches fabrica robots industriales, decidió dar muestras de sus nuevas inquietudes hace unos meses con el ASIMO, un robot humanoide sucesor del P3. Es capaz de detectar obstáculos y de realizar acciones tan cotidianas como encender luces, abrir cerraduras y colocar objetos en superficies planas. No está a la venta pero sí en alquiler para eventos especiales.

Robot guardián

A finales del pasado mes de mayo pudo verse en el Electrónica Entertainment Expo un robot llamado Evolution Robotics' ER1; se trata de un robot guardaespaldas capaz de velar por la seguridad del hogar. Lejos del sofisticado compendio de servomecanismos y sensores, este aparato tiene un precio de 499 dólares y consta un chasis que se adapta a la mayoría de portátiles del mercado; utilizando los recursos del PC, incorpora un software de control, una webcam y un par de ruedas motorizadas &endash;que se alimentan de la batería del portátil- para crear un curioso androide. El secreto de su utilidad reside en el software, que es capaz de interpretar las imágenes que capta la webcam, interpretarlas y dar las correspondientes alertas en caso de necesidad; este proceso también le sirve para moverse con soltura por toda la casa y para distinguir estancias y personas.

Robot negociador

Las negociaciones entre empresas cambiarán posiblemente en unos años gracias a la implantación de robots; de semanas o incluso meses de regateos y propuestas, las negociaciones entre empresas verán su tiempo notablemente reducidas gracias al empresa de sistema robotizados capaces de negociar entre sí. Esto es al menos lo que planteó el pasado día 10 la consultora J.D. Edwards; según Travis White, vicepresidente de estrategia de la compañía, esta realidad será cotidiana dentro de tres años y permitirá a la empresas de todo el mundo ahorrar mucho tiempo, ya que la capacidad de procesos de estos sistemas permite evaluar multitud de propuestas en un segundo "o como máximo en cinco minutos". El secreto para llegar al mejor acuerdo será la personalización, es decir, que las empresas enseñen a sus negociadores artificiales cuáles son sus intereses y márgenes de maniobra y a partir de ahí el resto es puro proceso.






Para recibir el boletín de Contacto con nuevos artículos...

Avisele a un amigo:
© CONTACTO Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje en medios impresos, radio y televisión, sitios web de Internet, CDs y otros medios de comunicación masiva.


Google
  Web Contacto Magazine



Volver a Primera Página

Visitar el Directorio Comercial Clasificado