Latinos en EE.UU.EspectaculosArte y CulturaTecnologiaCiencia y SaludComida LatinaUn Poco de HumorAmerica, MundoPublicidad

Editorial

EE.UU. y los Indocumentados Merecen una Reforma Migratoria

Los Gobiernos de Muchas Naciones son También Responsables
en Grado Máximo

Una nación exitosa debe seguir las huellas de su propia historia, en la búsqueda de sus próximos éxitos. El Congreso de Estados Unidos está inmerso en un intenso debate sobre la posibilidad de reformar las leyes de inmigración, por tercera vez en los últimos siete años. Los dos puntos básicos de las discusiones son la posible legalización de 11 millones de indocumentados, y la seguridad en las fronteras estadounidenses. El Senado ya aprobó un ambicioso proyecto. La Cámara de Representantes podría tener listo el suyo en el otoño de 2013.

Hay muchos legisladores que simpatizan con la renovación del sistema migratorio, pero también hay otros que se oponen, sobre todo, a legalizar a los inmigrantes que viven en el país sin autorización. Los primeros entienden los beneficios que podría representar la decisión de sacar de las sombras a tantas personas que, sin duda alguna, no tienen la menor intención de regresar a sus países de origen. Los segundos quieren castigar de la manera más ruda posible a esos inmigrantes, para que se vayan de Estados Unidos por sí solos, y reforzar la seguridad fronteriza para impedir la entrada de otros miles. Pero un informe reciente de la Oficina de Presupuesto del Congreso, arroja suficiente luz para aquellos congresistas que no están convencidos de los beneficios de la reforma migratoria. Según la OPC, si se toma en cuenta el proyecto de reforma que ya aprobó el Senado, los inmigrantes que podrían legalizarse aportarían al país un billón (trillion, en inglés) 400 mil millones de dólares para el año 2033, es decir, dentro de 20 años. Los resultados, según la OPC, se verían en los primeros 10 años, con un aumento del Producto Interno Bruto de Estados Unidos de 3.3 por ciento para 2023, lo cual representaría 700 mil millones de dólares.

La reforma, de acuerdo con ese estudio, reduciría el déficit del presupuesto federal en 850 millones de dólares en dos décadas, y se produciría una participación mayor en la fuerza laboral, con la entrada de nuevos trabajadores al mercado de empleos, en este caso inmigrantes. Por otra parte, la Administración del Seguro Social ha calculado que la reforma permitiría que los inmigrantes beneficiados aportaran al fondo de ese organismo de retiro, 300 mil millones de dólares en la próxima década.

La agricultura norteamericana, afectada actualmente por el flujo inestable e impredecible de trabajadores crecería si se aprueba una reforma, contribuyendo así al fortalecimiento de la economía norteamericana.

El mercado de bienes raíces se ampliaría de manera significativa con una gran demanda, dice la OCP, lo que causaría un aumento de los precios de las propiedades, especialmente en las zonas más afectadas por la Gran Recesión. Y, como sabemos, todo lo que produce ingresos en Estados Unidos, también paga impuestos.

El Mundo Empresarial y la Opinión Pública

La Cámara de Comercio de Estados Unidos y líderes de la industria de la alta tecnología, encabezados por el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, no sólo simpatizan con la reforma, sino que también han hecho activismo y creado grupos de apoyo al cambio en las leyes de inmigración.

La opinión pública del país también cuenta, y mucho. Una amplia encuesta realizada por la firma Gallup a principios de 2013, dejó muy claro algo importante. La inmensa mayoría de los estadounidenses simpatiza con la reforma. Setenta y dos por ciento de los encuestados estuvo a favor de legalizar a los indocumentados, y 71 por ciento favorece la idea de otorgar un mayor número de visas a extranjeros con altas calificaciones en ciencia y tecnología. Por otra parte, 71 por ciento piensa que es importante rastrear la permanencia de visitantes que llegan al país con visas temporales, y 68 por ciento favorece la idea que gastar más dinero en seguridad y aplicación de la ley, en las fronteras de Estados Unidos. Ochenta y cinco por ciento respalda la idea de crear un mecanismo para que los empleadores puedan verificar si sus empleados viven legalmente en el país.

Las contribuciones de los inmigrantes son indiscutibles a lo largo de la historia. Muchos de ellos dejaron sus vidas en los campos de batalla, en defensa de Estados Unidos. Otros muchos participan activamente en tareas estratégicas, en ciencia y tecnología, e inclusive en la exploración espacial, como expertos y astronautas. El nivel de consumo de la comunidad hispana de un billón 200 mil millones de dólares es algo muy serio, en lo que refiere a impulsar una economía que depende en un 70 por ciento del consumo.

Muchos críticos de la reforma migratoria subrayan que en 1986 se aprobó una amplia reforma, y que dos décadas y media después, tenemos en el país más de doble de los indocumentados que había en aquella época. El razonamiento lógico debía ser que Estados Unidos, dos décadas y media después, es una nación mucho más próspera y poderosa que en 1986, con los nuevos inmigrantes como parte de ella, aun en medio de una tambaleante economía que trata de resurgir de los escombros de la Gran Recesión.

Conclusión

Estados Unidos, como país, y la gran mayoría de los 11 millones de indocumentados que viven aquí, merecen plenamente que se apruebe una reforma a las leyes de inmigración. Hacerlo, significaría ser consecuente con la historia y la cultura de Estados Unidos, país fundado por inmigrantes, inclusive por inmigrantes hispanos que llegaron a estas tierras en el siglo XVI, años antes de que los legendarios peregrinos pisaran lo que hoy en Plymouth, en 1620.

Por supuesto, los gobiernos de las naciones de donde proceden los inmigrantes, tienen un enorme grado de responsabilidad en la crisis migratoria de Estados Unidos. Son precisamente los inmigrantes, los que en la mayoría de los casos mantienen inclusive las maltrechas economías latinoamericanas. El nivel histórico promedio de las remesas de ayuda familiar a América Latina es de 46 mil millones de dólares al año. Ese dinero procede de los inmigrantes que viven en el extranjero, principalmente en Estados Unidos. Sólo México recibe aproximadamente 27 mil millones de dólares por ese concepto, anualmente. Los políticos de esas naciones deben entender su responsabilidad en un punto esencial: las ideologías políticas, los sistemas políticos, los partidos políticos y los líderes políticos no sirven para nada, si no son capaces de crear suficiente prosperidad para sus pueblos. Crear bienestar en libertad, es la única misión de los políticos. Si eso ocurriera en muchas naciones, no habría tal cantidad de inmigrantes en Estados Unidos.

Nota.- Este editorial representa la posición de ContactoMagazine.com sobre la reforma migratoria.

El Legado Hispano en Estados Unidos

Fiesta Latina - Contribuciones Hispanas a EE.UU.

Latinos en Estados Unidos

Música, Cine, Festivales, Eventos Especiales

Inmigración y Reforma Migratoria


Olas Migratorias hacia Estados Unidos

Publicidad Digital en ContactoMagazine.com



Legado Hispano en Estados Unidos

La Guerra contra la Reforma Migratoria

Portada de Contacto Magazine

Custom Search

Su
Dirección Electrónica:



Escriba su Comentario:

 


Fiesta Latina - Contribuciones de los hispanos a EE.UU.

Café Impresso (Un espacio digital de opinión)

© Contacto Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos periodísticos de Contacto Magazine en medios impresos, radio y televisión, libros, sitios web de Internet, CDs, DVDs y otros medios de comunicación masiva. Los interesados en recibir una licencia de reproducción del contenido de Contacto Magazine, pueden enviar una solicitud al editor.


América-Mundo, Inmigración, Arte y Cultura, Espectáculos, Ciencia y Salud, Latinos en EE.UU. México, Cuba, Tecnología, Un Poco de Humor, Fiesta Latina, Comida Latina, Café Impresso, Portada



Logo de Contacto
<

REPORTAJES ESPECIALES

Hispanos en EE.UU.

¿Por Qué Hay Tantos Hispanos en EE.UU.?

Lejos están los días en que el gobernador de Puerto Rico, Juan Ponce de León, arribó en 1513 a los alrededores de lo que más tarde sería la ciudad de San Agustín, en el estado norteamericano de Florida. Su viaje fue el preludio de una fuerte presencia hispana en el suroeste de Estados Unidos, y finalmente en todo el territorio estadounidense. Más cerca están las olas migratorias latinoamericanas que hoy día pueblan este país desde Los Angeles, San Diego y San José hasta Miami, Dallas, Chicago y Nueva York. Estas últimas obligan a formular una pregunta importante: ¿por qué hay 52 millones de hispanos en Estados Unidos? Nación poderosa y rica, Estados Unidos es una especie de síntesis del cielo y del infierno...

Las Olas Migratorias a Estados Unidos

JESUS HERNANDEZ CUELLAR

Desde la fundación de la misión católica Nombre de Dios, en San Agustín, Florida, en 1565, y la llegada de los llamados Peregrinos en 1620 hasta nuestros días, Estados Unidos ha experimentado olas migratorias sucesivas que han fortalecido el concepto de que éste es un país de inmigrantes.

Los Hispanos se Triplicarán
hacia 2050 en EE.UU.


Hacia mediados de este siglo XXI, la población blanca de Estados Unidos ya no será mayoría en esta nación, según la Oficina del Censo del gobierno norteamericano. El cambio se producirá antes de lo anticipacido, dicen las autoridades, y la población hispana se triplicará.

La Comunidad Mexicana
en Estados Unidos

Luz María Escamilla llegó a Estados Unidos en 1980 con siete meses de embarazo de su segunda hija. Es originaria de Guanajuato, México, y antes de venir había estudiado un año administración de empresas en la Universidad de Michoacán.

Presencia Centroamericana

Los últimos años de la Guerra Fría atraparon en fuego cruzado a muchos países del mundo. América Central, con la equilibrada excepción de Costa Rica, fue igualmente presa de aquella confrontación que protagonizaban por un lado Estados Unidos, democrático y capitalista, y por el otro la Unión Soviética, dictatorial y comunista.

Cubanos en Estados Unidos

Cuando Roberto Goizueta fue nombrado presidente y director ejecutivo de la Coca-Cola en 1981, los cubanos radicados en Estados Unidos lo asumieron como un símbolo del éxito empresarial de su comunidad, en el país más poderoso del mundo.

Colombianos en Estados Unidos

Shakira, Juanes, Kike Santander, Sofia Vergara, Patricia Janiot y Más

Hijo de un asesor importante de la Organización de Estados Americanos (OEA) y nieto de un embajador de Colombia en Estados Unidos, Dan Restrepo pensó que el peso de sus ancestros no le permitía mucho margen para abrirse paso en la carrera política. No fue así. Hoy día es el director para asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional del presidente Barack Obama y asesor especial del mandatario estadounidense.

Eva Mendes, Más de una Década en Hollywood

La actriz cubanoamericana Eva Mendes es hoy día una de las intérpretes más populares del cine de Hollwyood. Entre sus filmes más conocidos están 2 Fast 2 Furious, Hitch, Training Day, We Own the Night and The Spirit. De padres cubanos, Mendes nació en Miami, Florida, el 5 de marzo de 1974, pero creció en Los Angeles.