America, Mundo Arte y Cultura Tecnologia Espectaculos Ciencia y SaludLatinos en EE.UU. Mexico Cuba Comida LatinaUn Poco de Humor Publicidad Quienes SomosCartas al EditorWho We Are Advertising Contact Us


 
  La Misiones, Asentamientos
Hispánicos de Costa a Costa

Sin dudas, los asentamientos hispánicos en Estados Unidos son anteriores a los de otros europeos. Muchos años antes de la llegada de los legendarios "peregrinos" a este país, ya se había fundado la misión Nombre de Dios, en San Agustín, Florida, en 1565, dirigida por misioneros franciscanos procedentes de España. San Agustín es también la ciudad más antigua fundada por europeos en lo que hoy es el territorio continental estadounidense.

El explorador español Pedro Menéndez de Avilés fundó la ciudad de San Agustín en el territorio donde hoy se halla el estado norteamericano de Florida. El rico gobernador de la isla de San Juan (hoy Puerto Rico), Juan Ponce de León, estuvo en el área que hoy es San Agustin en 1513. Bautizó la región con el nombre de Florida porque llegó en la Pascua Florida. Regresó en 1521 y trató de establecer allí una colonia española, pero fracasó, fue herido por los indígenas y regresó a Cuba, donde murió.

Hacia 1634 había allí unas 40 misiones con una población indígena total de 30 mil almas. Poco más de un siglo después, cuando los británicos se apoderaron de Florida en 1763, concluyó, al menos temporalmente, el dominio español en esa región.

Pero los misioneros franciscanos siguieron pacientemente su labor de cristianizar hacia el oeste. En 1630 había 25 misiones en lo que es ahora Nuevo México. Ese año, el sacerdote Alonso de Benavides informó al rey Felipe IV de España que 60 mil indígenas se habían convertido al cristianismo. Pero una rebelión de indios obligó a cerrar las misiones, las cuales no se abrieron de nuevo hasta 1692, con la llegada de tropas españolas.

De cualquier manera, la labor de los misioneros fue lenta y difícil ya que en esa región vivían tribus indias muy beligerantes, aparentemente dispuestas a conservar su independencia. Los indios apaches y comanches veían a los españoles como invasores que habían llegado a perturbar la paz.

Los misioneros, sin embargo, mostraron una tenacidad increíble y avanzaron por Arizona, Texas, Georgia y California. La Corona de España apoyaba la labor de los religiosos y sufragaba sus gastos. Además de cristianizar a la población indígena, los misioneros enseñaban a los indios a cultivar la tierra, a manejar el ganado, a comerciar y a tener sentido de los principios de gobierno, de acuerdo con las normas europeas.

Es por ello que se dice que los primeros "cowboys" (vaqueros) de Estados Unidos fueron los españoles.

En 1769, el misionero fray Junípero Serra estableció la primera misión en California, la de San Diego de Alcalá, en la actual bahía de San Diego. Fundó otras hasta su muerte en 1784, después de lo cual otros sacerdotes españoles continuaron su labor. En 1821, California pasó a manos de México al producirse la independencia de ese país. La prosperidad de las misiones como grandes centros agrícolas y de manufactura de bienes continuó hasta 1834, cuando las autoridades mexicanas decidieron vender las tierras de las misiones a ciudadanos privados.

Los indios de California eran muy productivos, al punto de que sus misiones llegaron a desarrolar actividades comerciales con barcos de banderas extranjeras que atracaban en los puertos californianos.

Los historiadores señalan que a principios de la década de 1830, los indios de las misiones de California tenían a su cuidado 400 mil cabezas de ganado, 60 mil caballos y 320 mil cabras, cerdos y ovejas. También cosechaban enormes cantidades de granos.

Algunas misiones tenían gobiernos propios, mediante consejos elegidos por los miembros de las misiones, según los principios inculcados por los misioneros, quienes trabajaban estrechamente con esos gobiernos incipientes. En las misiones se llevaban a cabo servicios religiosos, bautizos, festivales, bodas y se tomaban en cuenta los nacimientos y las muertes.

Muchos indios no deseaban acogerse a la disciplina de las misiones y escapaban, pero los soldados los capturaban y los regresaban a la comunidad. Los soldados, según crónicas de la época, crearon no pocos problemas a los misioneros al abusar de las mujeres indígenas.

Esto provocó rebeliones, durante las cuales los indios quemaban casas y destruían las cosechas. Increíblemente, en estas misiones, pese al rigor del trabajo y la cristianización, los misioneros llegaron a dar dos semanas de vacaciones por cada cinco de trabajo a los indígenas, en un hecho sin precedente en la historia laboral, sobre todo dentro de un régimen todavía esclavista. Lo hacían con el objetivo de mantener a los indios contentos e integrados a las misiones.

Además de la misión Nombre de Dios de San Agustín, otras muchas se han conservado hasta hoy. Algunas de las más importantes son:

* Nuestra Señora del Carmen, cerca de El Paso, Texas, fundada en 1682 por misioneros franciscanos que huyeron de Nuevo México durante las revueltas indígenas de 1680.

*San Antonio de Valero, en San Antonio, Texas, mejor conocido como el Alamo. Fue el escenario de una importante batalla durante la revolución de Texas en 1836.

* San Esteban de Acoma, en Acoma, Nuevo México, fundada por el franciscano Juan Ramírez en 1629. Está sobre una meseta de 357 pies (109 metros) de alto.

* San José, en San Antonio, Texas, una de las más exitosas en el suroeste. La fundó Antonio Margil de Jesús en 1720.

* San Juan Capistrano, en la ciudad californiana del mismo nombre, fue establecida por fray Junípero Serra en 1776. Un terremoto destruyó partes de esa joya histórica en 1812.

* San Xavier del Bac, cerca de Tucson, Arizona, es la única misión de ese estado que ha sobrevivido. La fundó el sacerdote jesuíta Eusebio Francisco Kino, en 1700.

* Santa Bárbara, en la ciudad californiana del mismo nombre, fundada por el franciscano Fermín Francisco de Lasuén en 1786.

Otras misiones, entre ellas la de San Fernando, California, han sobrevivido como testimonios de una época en que la hispanidad jugó un papel decisivo en el desarrollo de las costumbres y valores de Estados Unidos.





Para recibir el boletín de Contacto con nuevos artículos...

Avisele a un amigo:
© CONTACTO Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje en medios impresos, radio y televisión, sitios web de Internet, CDs y otros medios de comunicación masiva.


Google
  Web Contacto Magazine



Volver a Primera Página

Visitar el Directorio Comercial Clasificado