Contacto Banner


America, Mundo Arte y Cultura Tecnologia Espectaculos Ciencia y SaludLatinos en EE.UU. Mexico Cuba Comida LatinaUn Poco de Humor Publicidad Quienes SomosCartas al EditorWho We Are Advertising Contact Us


Juan Gabriel, Ayer y Hoy

Hablar de Juan Gabriel es hablar de música, letras y sentimientos que a lo largo de 35 años han recorrido de norte a sur y de costa a costa no sólo la geografía de México, sino también la sensibilidad de millones de almas en los Estados Unidos, América Latina y España.

Desde los Días de Ciudad Juárez

No se trata únicamente de un artista, sino de un ser humano tan sencillo como cualquiera; a pesar de las enormes proporciones que ha logrado su carrera, pocos como él tuvieron tanto en contra. Después de una niñez carente de amor y recursos económicos, de ocho años internado en Ciudad Juárez y de otros más de batalla contra la adversidad, pudo salir adelante gracias a su gran empeño, enorme talento y calidad humana.

En efecto, Juan Gabriel, uno de los más importantes cantautores que ha dado México y a quien le han grabado más de 700 artistas, tanto nacionales como extranjeros, ha vendido hasta la fecha más de 30 millones de discos. Sus canciones, principalmente baladas y de corte ranchero, son tocadas e interpretadas una y otra vez, no sólo en las grandes ciudades, sino también en la provincia y el medio rural, cuna misma del gran compositor e intérprete michoacano.

Este extraordinario artista, escribe sus primeras canciones: No tengo dinero, Esta rosa roja, Qué divino amor, En esta primavera, y Siempre en mi mente, las cuales marcaron a principios de los años setenta toda una época de éxitos ininterrumpidos.

Y qué decir de sus creaciones rancheras, obras que fueron avaladas por el mismo José Alfredo Jiménez cuando afirmó que Juan Gabriel llegaría muy lejos, al tiempo que diría emocionado, después de escuchar Se me olvidó otra vez, me hubiera gustado mucho componer esta canción".

Y que decir del sentimiento de: La muerte del palomo (compuesta a la edad de 13 años), Siempre estoy pensando en tí, No vale la pena, La farsante, Inocente pobre amigo y No me vuelvo a enamorar, entre otras muchas del mismo corte.

Seguramente recordará también el "réquiem" que compuso con dedicatoria a doña Victoria, su querida madre ausente, a través del famoso poema musical titulado Amor eterno. Temas llenos de nostalgia como Hasta que te conocí, Aunque te enamores, y Yo no nací para amar, canciones que abren el camino a otras de tono parecido como Yo no sé qué me pasó, Te lo pido por favor y Querida.

Pero también existe el Juan Gabriel alegre y bailador, el joven que se ganó la vida cantando como "Adán Luna" en varios centros nocturnos de Ciudad Juárez, sitios en los que comenzó a adquirir las tablas que más tarde lo consagrarían como intérprete de su propio espectáculo con el ritmo de: El Noa Noa, Nadie baila como tú, Bésame y el potente sonido "disco" de Debo hacerlo.

Los Primeros Años

Hijo de Gabriel Aguilera Rodríguez y de Victoria Valadés Rojas, ambos campesinos, Juan Gabriel nace en Parácuaro, Michoacán el 7 de enero de 1950.

Fue el menor de un total de 10 hermanos; Rosa, quien murió casi recién nacida; Virginia, su única y consentida hermana; José Gudalupe, Gabriel, Pablo, Miguel (ya fallecido) y 3 Rafaeles quienes también murieron.

Cuando nació, una comadre sugirió que lo bautizarán como "Alberto", en honor al personaje de "Alberto Limonta", de la famosa radionovela El derecho de nacer que por aquel entonces era popular en la XEW.

Juan Gabriel tendría 3 meses de nacido cuando su padre quemaba un pastizal con la intención de volver a sembrar posteriormente en el mismo terreno. Sin embargo, algo le falló y el fuego comenzó a invadir otras propiedades, por lo que, angustiado por el problema que ello le traería, se tiró al río para que poco después sufriera un "shock" y enfermara. Debido a los efectos del accidente, don Gabriel tuvo que ser internado en el entonces tristemente célebre nosocomio de "La Castañeda", en la Ciudad de México.

Algunos testigos cuentan que ahí murió y otros que se escapó. Este hecho inspiraría a Juan Gabriel para escribir la canción De sol a sol.

Tiempo después, doña Victoria enfrentó problemas con sus cuñados, por lo que una madrugada se vio en la necesidad de escapar del pueblo rumbo a Apatzingan, luego a Morelia y finalmente a Ciudad Juárez, donde ya la esperaba la señora María Romero Mora.

La señora Romero, quien antes fuera patrona de la abuela del artista, les permitió hospedarse en un pequeño cuarto de la casa, precisamente enfrente de lo que hoy es el albergue y escuela de música "SEMJASE", sostenido en la actualidad por Juan Gabriel.

Pasaron cuatro años y el pequeño Alberto ingresó como interno a la escuela de mejoramiento social para menores, mejor conocida como "El tribunal", donde permaneció por espacio de ocho años.

Es en la mencionada institución donde conoce a doña Micaela Alvarado, directora de la misma y a don Juan Contreras, maestro de hojalatería quien le enseñó a trabajar y a desarrollar su sentido de observación de la vida. Alberto lo ve como un padre, maestro y amigo y sólo a él le confío su tristeza por la lejanía de su madre, a quien solamente venía algunos fines de semana. En recuerdo a este personaje, el artista adopta años después el nombre de Juan Gabriel, combinado con el de su padre.

Con el propósito de que ya no lo regresara más al internado, Alberto dejó una ocasión encerrada a su madre en un cuarto de la casa donde ella trabajaba de sirvienta. Sin embargo, no fue sino hasta que cumplió los 13 años de edad, con la ventaja de que él era el responsable de salir a tirar la basura, que ya no regresó nunca más al lugar que lo vio pasar de niño a jovencito.

Debido al cariño entre él y don Juan, éste aceptó que se fuera a vivir a su casa, al mismo tiempo que ambos acordaron salir a vender a la calle las artesanías de madera, mimbre y hojalata que ambos fabricaban. Cuando cumplió los 14 años, regresó con su mamá y su hermana Virginia para dedicarse momentáneamente a la venta de "burritas" de tortillas de harina en el centro de Ciudad Juárez.

Una tarde, mientras vendía su mercancía, le llamó la atención un coro que cantaba en el templo metodista, sitio al que penetró para finalmente conocer a las hermanas Leonor y Beatriz Berúmen, con quienes después se fue a vivir. Fue realmente en esta etapa de su vida cuando supo en forma lo que era una religión, ya que el internado en el que había estado era laico. Alberto se dedicó entonces a limpiar el templo, cantar en el coro y leer la Biblia.

Más adelante tuvo la oportunidad de ir a Elsenore, California, para desempeñar el mismo trabajo por espacio de 6 meses. Su convivencia con una familia negra le hizo admirar profundamente a esta raza, sobre todo por sus maravillosas voces, amor a Dios y el hecho de que todo lo que hacían era para alabarle.

Al cabo de un año, regresó a Ciudad Juárez en busca de una oportunidad en el programa Noches Rancheras del canal 5 de la televisión local, conducido por Raúl Loya "el compadre más padre", quien lo bautizó con el nombre artístico de "Adán Luna".

Entonces debuta con la canción María la bandida, de José Alfredo Jiménez, acompañado por el mariachi de Gil Soledad y su banda.

De aquella etapa, Juan Gabriel guarda bellos recuerdos de sus compañeros artísticos, tales como Ana Lilia Arellano, para quien inclusive compone una canción, además de María del Carmen, Armando Corona y Miguel Ángel, "el ojiverde".

A la edad de 16 años debutó en el cabaret "Noa Noa" interpretando las canciones Adoro, Cenizas, Yo te amo, Yo sé que no es feliz y Harlem español, entre otras, acompañado por el grupo "Los prisioneros del ritmo". Precisamente, inspirado en esta época, compone después la canción que llevaría el nombre del centro nocturno que lo ve nacer: El Noa Noa.

Poco después siguió haciendo lo propio en sitios similares de Ciudad Juárez, tales como: "La cucaracha bar", "El palacio chino", el "Charlie's bar" y el "Hawaian".

Motivado por su fuerte deseo de triunfo y al mismo tiempo gran espíritu de lucha, Alberto viajó a la ciudad de México. Recorrió todas las compañías disqueras sin encontrar oportunidad alguna. A su regreso a Ciudad Juárez obtuvo su primer contrato para actuar en el centro nocturno "Malibú", donde diariamente cobraría un sueldo de 20 dólares y conocería a la señora Mc Culley, quien fue para él como una segunda madre y cuyo apoyo económico sería determinante para regresar nuevamente a la capital del país.

Fue en el tercero de esos viajes al D.F. cuando falsamente fue acusado de robo e internado por casi año y medio en el penal de Lecumberri. De tal experiencia surgió más tarde la película Es mi vida, protagonizada por él mismo. Ahí tuvo la oportunidad de conocer, por medio del director de la misma cárcel, a Queta Jiménez "La Prieta Linda", quien no sólo abogó por él para que fuera puesto en libertad por falta de pruebas, sino que también lo puso en contacto con la RCA para después llevar a cabo sus primeras grabaciones. Asimismo, fue la primera intérprete que le grabó una canción bajo el título de Noche a noche.

De esta manera, es el maestro Eduardo Magallanes quien le hace la primera prueba con Escándalo, de Rubén Fuentes. Así consigue hacer coros para artistas como Angélica María, Roberto Jordán y Estela Núñez. Poco después sería el maestro Enrique Okamura, con quien también entabla una profunda amistad, quien le dirige artísticamente en sus primeras grabaciones.

Al final de una etapa azarosa y plagada de dificultades económicas y morales, Alberto Aguilera Valadés y "Adán Luna" se funden bajo el único nombre de Juan Gabriel, un nombre, un artista que nace al verdadero éxito, al cariño y a la admiración de quienes desde entonces conocieron y gustaron para siempre de sus canciones.

Es así como su primera grabación se realiza el 4 de agosto de 1971 con las canciones: No tengo dinero, Tres claveles y un rosal y Como amigos. No tengo dinero es el primer sencillo, el cual de inmediato se convierte en un rotundo éxito a nivel nacional. Este mismo año, Roberto Jordán le graba No se ha dado cuenta y Estela Núñez, Extraño tus ojos.

En noviembre de ese año se lleva a cabo también su primera presentación personal a través de la televisión venezolana en el programa "El y Ella", conducido por Mirla Castellanos y Miguel Ángel. También actúa en la ciudades de Venecia, Maracaibo, Puerto de la Cruz y Maracay, del mismo país.

El resto es una vida artística llena de éxitos, grabaciones, cine, conciertos y reconocimientos en todo el mundo, por su extraordinaria brillantez como compositor e intérprete.

(Esta biografía ha sido publicada con la colaboración del la Página Oficial de Juan Gabriel en Internet, www.juangabriel.com.mx).

Más sobre Juan Gabriel

Más de Música Latina







Para recibir el boletín de Contacto con nuevos artículos...

© Contacto Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos periodísticos de Contacto Magazine en medios impresos, radio y televisión, libros, sitios web de Internet, CDs, DVDs y otros medios de comunicación masiva. Los interesados en recibir una licencia de reproducción del contenido de Contacto Magazine, pueden enviar una solicitud al editor.


América-Mundo, Arte y Cultura, Espectáculos, Ciencia y Salud, Latinos en EE.UU., México, Cuba, Tecnología, Un Poco de Humor, Comida Latina, Portada, Directorio Comercial Clasificado

Contacto Logo