America, Mundo Arte y Cultura Tecnologia Espectaculos Ciencia y SaludLatinos en EE.UU. Mexico Cuba Comida LatinaUn Poco de Humor Publicidad Quienes SomosCartas al EditorWho We Are Advertising Contact Us


 

 


Un Día de Azúcar para Los Angeles

No hay que confundir la fama con la eternidad, porque una transcurre en vida y la otra se extiende mucho más allá de nuestra existencia; pero Celia Cruz siempre ha parecido moverse entre ambas dimensiones.

Conservo desde 1987 el prendedor que reproduce su estrella del Paseo de la Fama en el Boulevar Hollywood; ella misma me lo puso en la solapa aquel día... y este mes regresamos 17 años después a la misma esquina de Hollywood y Argyle para escuchar al alcalde de Los Angeles, James K. Hahn, proclamando esta intersección como "Plaza Celia Cruz" y cada 18 de febrero como "Día de Celia Cruz en Los Angeles".


El alcalde de Los Angeles, James K. Hahn, habla a la concurrencia durante la inauguración de la Plaza Celia Cruz en Hollywood, mientras el esposo de Celia, Pedro Knight lo escucha sentado.
 

Es como llenar a Elegua de azúcar en las cuatro esquinas para que estos caminos de Hollywood se abran hacia lo afrocubano.

"La música afrocubana es la raíz de la salsa de hoy", dijo Celia alguna vez.

Y no se puede hablar de Celia en Hollywood sin recordar a Winnie Sánchez, la reportera y promotora de espectáculos que un día salió a la calle a recoger mil firmas solicitando que le entregasen su estrella en el Paseo a la gran guarachera.

Después vinieron aquellas imágenes del celuloide en The Mambo King Play Songs of Love (1992) y The Perez Family (1995)... pero ya Celia había llegado al Palladium desde 1961 con la primera trompeta Pedro Knight, con quien se casaría de por vida al año siguiente.

"Yo hice un pedido más humilde..." nos cuenta Winnie, quien propuso recientemente al alcalde Hahn que se bautizara una calle en honor a Celia, pero la respuesta de la Ciudad fue dedicar la céntrica Plaza a la cantante, donde se encuentra su estrella estampada in memoria en la esquina del Teatro Pantages.

Ya en vida San Francisco había declarado octubre 25 desde 1997 como Día de Celia Cruz en esa ciudad.

Mis primeras referencias de ella vienen de cuando se fusionó cantando con la Sonora Matancera en 1950 y de la ciudad provinciana (donde yo nací) cuando los más viejos recuerdan de boca en boca, orgullosamente, aquellos tiempos... la casa del babalawo Remigio Herrera (Adeshina) donde se la recuerda frente al fundamento de Changó como a una ahijada... otras estrellas de la memoria...

En 1959 estaba la Sonora Matancera de gira por México cuando cambió el curso de la historia en Cuba y los miembros de esta afamada agrupación musical prefirieron entrar a Estados Unidos. Celia continuó con la Sonora hasta 1965 y en 1966 se unió a la Orquesta de Tito Puente con la cual grabaría ocho LP's.

Su registro vocal está en los resonadores que imitan a los instrumentos musicales como se conoce en el mundo del jazz por "scat" . Cautiva audiencias del mundo entero y de cuatro generaciones al hacer suya la tradición de llamada y respuesta nacida de la música ritual afrocubana en la relación "gallo"-"coro".

Ya Rogelio Martínez, líder de la Sonora Matancera, había notado que la voz de Celia podía imponerse en la rumba como sólo suelen hacerlo solistas masculinos. Ella lo hizo con creces, y a toda plenitud discográfica que la antología con los dos volúmenes de 1976: The Fania All Stars album Live at Yankee Stadium.

Inauguraron su Plaza en Hollywood el 18 de febrero los acordes de la Orquesta Babaló con Luis Falcón, la misma agrupación conque solía cantar la guarachera cuando visitaba Los Angeles.

Entre sus alardes escénicos más memorables citaríamos la representación de "Hommy" en el Carnegie Hall (1973), una adaptación en idioma español de la ópera-rock Tommy original de The Who. Tambien vale citar su interpretación de la Guantanamera a dúo con Luciano Pavarotti.

Queda su legado de más de cincuenta volúmenes discográficos, numerosos artículos especializados y dos biografías póstumas a saber: "La nueva biografía de Celia Cruz: AZUCAR!" de Eduardo Marceles y "Celia, Mi Vida. Una autobiografía" publicada por Rayo con prólogo de Maya Angelou.

Lo demás es su vestuario despampanante y una estatua en el Museo de Cera de Hollywood y el Premio Grammy y la Estrella del Paseo y ahora la Plaza... y todo lo que la radio y la televisión y la farándula puedan decorar y celebrar... pero más allá están todos los niños del mundo que se pongan a cantar entre una docena de hermanos, como aquella niña del barrio Santo Suárez en La Habana, que alguna vez se puso a soñar... y todavía nos tiene soñando a todos nosotros.


(Rodríguez es presidente de Stage Of The Arts, organización sin fines de lucro fundada por él en 1982 y dedicada a promover eventos culturales multidisciplinarios. De esta organización es parte el proyecto AfroCuba.org, dedicado a explorar temas de la cultura afrocubana. Para comunicarse con Rodríguez, se puede enviar un mensaje a StageOfTheArts@aol.com).

Otras Columnas de Esta Boca Es Mía

© CONTACTO Magazine
Publicado el 19 de febrero de 2005







Para recibir el boletín de Contacto con nuevos artículos...

Avisele a un amigo:
© CONTACTO Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje en medios impresos, radio y televisión, sitios web de Internet, CDs y otros medios de comunicación masiva.


Google
  Web Contacto Magazine



Volver a Primera Página

Visitar el Directorio Comercial Clasificado