America, Mundo Arte y Cultura Tecnologia Espectaculos Ciencia y SaludLatinos en EE.UU. Mexico Cuba Comida LatinaUn Poco de Humor Publicidad Quienes SomosCartas al EditorWho We Are Advertising Contact Us




AVANDARO, el Día que Perdimos la Inocencia

Treinta y cuatro años después, el martes 2 de agosto de 2005, los organizadores dan cita a los medios de comunicación para anunciar en el Hard Rock Live en los Campos Elíseos de la capital mexicana la celebración conmemorativa del Festival Avándaro.

Salvador Ramírez, coordinador general del evento conmemorativo nos dice que "el festival de Avándaro Rock y Ruedas septiembre 11 del 71 fue el primer foro en donde la juventud se pudo reunir para expresar sus inquietudes y sus frustraciones en un foro en donde los jóvenes mexicanos tuvieron su primera oportunidad de mostrase tal y como eran y pese a como fue manejado el evento por los medios de comunicación de la época en donde lo satanizaron, el Festival de Rock de Avándaro del 71 fue un parte aguas en la vida nacional por como estaba la situación social en esos momentos. Los jóvenes que participaron en el festival son ahora los hombres y las mujeres que dirigen los destinos de México."

En la ciudad de Los Angeles y Tijuana residen los integrantes de varios de los grupos musicales que presidieron el conjuro de Avandaro, tales son Alex Lora de El TRI, Martín Mayo de El Ritual y Ricardo Ochoa con Peace & Love.

"A 34 años del Festival de Avándaro, es un mito para todos aquellos los jóvenes y los no tan jóvenes que sólo han escuchado vía oral los acontecimientos del Festival", nos dice Salvador Ramírez, quien junto al publicista Alberto Lastra prepara este martes el lanzamiento promocional del concierto.

En los terrenos donde se convocó entonces al Festival hay ahora casas y el nuevo Avándaro tendrá lugar en otros predios del Municipio de Donato Guerra. Tampoco se remontara la nueva edición a la histórica fecha sino que para evitar las lluvias de septiembre se promoverá en febrero del 2006.

Nadie sabe si existirán aun los puentes generacionales que se preparan a cruzar estos gladiadores del rock mexicano, pero hablar de paz en tiempos de guerra siempre ha sido una buena inversión social.

Los organizadores de este evento conmemorativo no están asociados a los promotores del concierto original de 1971. Los chavos banda del subterráneo mexicano aún recuerdan aquellos greñudos legendarios que alguna vez se desgañitaron bajo la lluvia en el Valle del olvido mexicano.

"Soy uno de los testigos presenciales, organizadores y "culpables" históricos de la revolución, evolución, y re-evolución que derribó las torres gemelas de nuestro rock, aquel 11 de septiembre (curiosa fecha) de 1971, el día en que rock y juventud en México perdimos la inocencia", expresó recientemente Luis de Llano, productor del complejo de comunicaciones Televisa dirigiéndose a los estudiantes universitarios.

Eran los tiempos del nopal sicodélico, el peyote y la revolución sexual, cuando explotó en el Valle de Avándaro el Festival de Rock y Ruedas donde se reunieron hace 34 años alrededor de 200 mil almas coreando aquello de "tenemos el poder" que cantaba Ricardo Ochoa.

Luis de Llano fue entonces promotor de este evento que se recuerda como el Woodstock Mexicano. Ricardo Ochoa, líder del grupo Peace and Love, lanzó el grito de guerra (o de paz) que corearon las multitudes. Aquel día de septiembre, en plena estación de lluvia, un chaparrón de silencio cayó sobre el significado de lo que allí había ocurrido.

"Sólo aquellos que estuvimos presentes, sabemos lo que sucedió en el Valle de Avándaro ... y ¿ saben una cosa ?... la verdad es que en la escena del crimen, no hubo crimen... El castigo fue tan desproporcionado como sería aplicarle la pena de muerte a quien se pasa un alto a la mitad del desierto...", afirma Luis de Llano.

... y entonces el cielo se abrió y treinta años de censura y seudo puritanismo se tragaron a México.

"La verdad es tan implacable como el tiempo y en la memoria colectiva de un pueblo, la verdad permanece allí, esperando a que el tiempo la descubra y le dé la oportunidad de reivindicarse...", sentencia Luis de Llano.

Y concluye diciendo exhortando a que los jovenes "sigan luchando por un mundo en donde 'paz y amor' no sea tan solo un souvenir más de la generación roquera de los setenta; sino la máxima conquista de ustedes: los jóvenes que vieron el amanecer de una nueva era : la generación en que el hombre, finalmente, aprendió a ser humano..."

(Rodríguez es presidente de Stage Of The Arts, organización sin fines de lucro fundada por él en 1982 y dedicada a promover eventos culturales multidisciplinarios. De esta organización es parte el proyecto AfroCuba.org, dedicado a explorar temas de la cultura afrocubana. Para comunicarse con Rodríguez, se puede enviar un mensaje a StageOfTheArts@aol.com).

Otras Columnas de Esta Boca Es Mía






Para recibir el boletín de Contacto con nuevos artículos...

Avisele a un amigo:
© CONTACTO Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de este reportaje en medios impresos, radio y televisión, sitios web de Internet, CDs y otros medios de comunicación masiva.


Google
  Web Contacto Magazine



Volver a Primera Página

Visitar el Directorio Comercial Clasificado