Graves Errores de Cuba en Venezuela
Portada - Latinos - Espectáculos - Ciencia y Salud- Tecnología - Inmigración - - Comida Latina - Humor - Arte y Cultura - Café Impresso - Fiesta Latina

Antonio Ledezma, Maria Corina Machado y otros líderes de la oposición venezolana.

Antonio Ledezma, María Corina Machado, Freddy Guevara y otros líderes de la oposición venezolana convocando a una marcha contra la injerencia cubana.

Graves Errores de Cuba en Venezuela

JESUS HERNANDEZ CUELLAR

Cuando Hugo Chávez asumió su cargo de presidente en 1999, el simbólico Muro de Berlín había sido derribado una década atrás, provocando un derrumbe en cadena del mundo comunista y un trauma moral sin precedente en la izquierda radical; unos años antes, el británico Tim Bernes-Lee ya había publicado en internet la primera página web, dando paso a una nueva fórmula de comunicación masiva; Estados Unidos se situaba como potencia hegemónica mundial, y el binomio irresistible de democracia y economía de mercado se consagraba como la fórmula más exitosa de respeto a los derechos humanos y de producción de riquezas en el mundo desarrollado. Mientras tanto, el régimen cubano se tambaleaba tras la desintegración de su metrópoli, la Unión Soviética, pero con un récord impresionante de haber resistido conspiraciones, atentados y sabotajes con un control total de la sociedad, sin propiedad privada y como dueño absoluto de todos los medios de producción y servicios de la pequeña nación del Caribe.




La llegada de Chávez a la arena política internacional fue el balón de oxígeno que necesitaban los hermanos Fidel y Raúl Castro, cuya experiencia en materia de conservar el poder podía convertirse en la herramienta de trabajo más importante para el nuevo caudillo suramericano. Y así fue. La alianza entre los gobiernos de Cuba y Venezuela no se hizo esperar. Caracas suministraría a La Habana el petróleo y otros bienes necesarios para la supervivencia del castrismo, y La Habana proporcionaría a Caracas todo el aparato de control del poder que había ayudado a la élite gobernante cubana a mantener las riendas de una nación reprimida y despedazada.

Quince años después, ese aparato de control del poder está en marcha en Venezuela, con gran agresividad y violencia, frente a las protestas multitudinarias de estudiantes y otros opositores, cansados del acoso gubernamental a quienes piensan diferente, atormentados por un escalofriante nivel de criminalidad en las calles, el 56 por ciento de inflación, el desabastecimiento del 25 por ciento de productos básicos, el despilfarro de recursos a través de la compra de voluntades políticas dentro y fuera de Venezuela, y una corrupción galopante inclusive en las más altas esferas del gobierno. El Indice de Percepción de la Corrupción de la organización Transparencia Internacional coloca a Venezuela entre los países menos transparentes del mundo.

En estos días, los grupos paramilitares que han sido grabados en video disparando armas de fuego contra los manifestantes, no son otra cosa que la versión venezolana que los asesores cubanos han impuesto, de los violentos "actos de repudio" que se han visto en las calles cubanas, contra las Damas de Blanco, periodistas independientes y otros opositores, pero sin armas de fuego. El cierre de medios de comunicación es una copia a destiempo de los días en que el radicalismo de los hermanos Castro clausuró todos los medios de comunicación independientes de Cuba, y creó los suyos propios como gigantescos aparatos de propaganda. Y las contramarchas oficialistas son remedos de los días en que turbas enardecidas con rostro de pueblo, organizadas por el gobierno cubano, gritaban a viva voz "paredón, paredón" para dar paso a la eliminación de personas incómodas que terminaron delante de un pelotón de fusilamiento.

El problema principal que afrontan los asesores cubanos para manipular la crisis venezolana es muy simple: Venezuela no es Cuba, es otro país con características geográficas, culturales y demográficas diferentes, y el año 2014 no es el año 1959, lo cual significa que la era digital no tiene nada que ver con los horrores de los días difíciles de la Guerra Fría. No es lo mismo controlar y reprimir a un pueblo sin internet, con un número limitado de celulares, aun peor sin móviles inteligentes conectados con el mundo, que a un océano de jóvenes comunicándose por mensajes de texto, o a través de populares redes sociales como Facebook, Twitter, Google + y la multitudinaria cadena de vídeos que existe en YouTube, para dejarle saber al mundo que allí arriba hay un francotirador oficialista, y allí abajo hay motociclistas que irrumpieron en la protesta pacífica disparando sus armas de fuego en nombre de la revolución.

En Cuba, desde los primeros tiempos del proceso revolucionario, los ciudadanos quedaron sumidos en la más estricta vigilancia. En sus casas y barrios han estado bajo el ojo espía de los Comités de Defensa de la Revolución; en las escuelas, han vivido supervisados políticamente por la dirección de la escuela y el núcleo de la Unión de Jóvenes Comunistas; y en el trabajo -el estado fue en el pasado el único empleador y ahora es el principal - han estado fiscalizados por la mirada atenta de los sindicatos, la administración y el núcleo del Partido Comunista. Estos controles ayudaron mucho al aparato represivo cubano. El chavismo no ha logrado tener un control igual de la sociedad venezolana. De esa confusa diferencia vienen los graves errores del equipo cubano que asesora a Nicolás Maduro. De hecho, 40 muertos, la mayoría muy visibles por cierto, no son solo graves errores. Son crímenes graves.

La de Venezuela es una realidad que los represores cubanos no saben manejar. Después de todo, esos represores sólo han tenido éxito dentro de Cuba. Sus estrategias y sus tácticas, muy eficaces, no fueron creadas siquiera por ellos mismos, sino por sus entrenadores de la KGB soviética y la Stasi alemana, organismos represivos que también operaban en sociedades cerradas, que ya no existen. La Unión Soviética desapareció y Alemania se reunificó.

Lo que la opinión pública está viendo en las calles de Venezuela es, precisamente, el agotamiento de la habilidad cubana para asesorar al chavismo, y muy posiblemente el fin de un intento dictatorial cuyas bases habían fracasado mucho antes de que Hugo Chávez fuera elegido presidente.

(Hernández Cuéllar es director y editor de Contacto Magazine, revista que fundó en julio de 1994 en Los Angeles, California. Desde 1981 ha trabajado en todo tipo de medios: agencias de prensa, diarios, radio, televisión, semanarios, internet, revistas y redes sociales. Fue redactor de la agencia EFE en Cuba, Costa Rica y Estados Unidos, así como editor metropolitano del diario La Opinión de Los Angeles, California, e instructor de periodismo de la Universidad de California en Los Angeles, UCLA --- Biografía).

Para enviar un mensaje a ContactoMagazine.com

© Contacto Magazine




Portada de ContactoMagazine.com
© Contacto Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos periodísticos de Contacto Magazine en medios impresos, radio y televisión, libros, sitios web de Internet, CDs, DVDs y otros medios de comunicación masiva. Los interesados en recibir una licencia de reproducción del contenido de Contacto Magazine, pueden enviar una solicitud al editor.


América-Mundo, Inmigración, Arte y Cultura, Espectáculos, Ciencia y Salud, Latinos en EE.UU. México, Cuba, Tecnología, Un Poco de Humor, Fiesta Latina, Comida Latina, Café Impresso, Portada








Joven asesinada en Caracas

Venezuela y Cuba en la Encrucijada

Con un modelo económico, político y social agotado casi una década antes de que Hugo Chávez fuera elegido presidente de Venezuela en 1998, el actual gobierno de Nicolás Maduro tiene ante sí enormes desafíos que no se podrán superar con discursos incendiarios, censuras, procesos judiciales amañados, ni consejos de los asesores de la dictadura cubana, la más larga, represiva e inútil que haya tenido el Hemisferio Occidental.

¿Por Qué Hay Tantos Hispanos en EE.UU.?

Lejos están los días en que el gobernador de Puerto Rico, Juan Ponce de León, arribó en 1513 a los alrededores de lo que más tarde sería la ciudad de San Agustín, en el estado norteamericano de Florida. Su viaje fue el preludio de una fuerte presencia hispana en el suroeste de Estados Unidos, y finalmente en todo el territorio estadounidense. Más cerca están las olas migratorias latinoamericanas que hoy día pueblan este país desde Los Angeles, San Diego y San José hasta Miami, Dallas, Chicago y Nueva York. Estas últimas obligan a formular una pregunta importante: ¿por qué hay 52 millones de hispanos en Estados Unidos? Nación poderosa y rica, Estados Unidos es una especie de síntesis del cielo y del infierno...

Las Olas Migratorias a Estados Unidos

JESUS HERNANDEZ CUELLAR

Desde la fundación de la misión católica Nombre de Dios, en San Agustín, Florida, en 1565, y la llegada de los llamados Peregrinos en 1620 hasta nuestros días, Estados Unidos ha experimentado olas migratorias sucesivas que han fortalecido el concepto de que éste es un país de inmigrantes.

Los Hispanos se Triplicarán
hacia 2050 en EE.UU.


Hacia mediados de este siglo XXI, la población blanca de Estados Unidos ya no será mayoría en esta nación, según la Oficina del Censo del gobierno norteamericano. El cambio se producirá antes de lo anticipacido, dicen las autoridades, y la población hispana se triplicará.

La Comunidad Mexicana
en Estados Unidos

Luz María Escamilla llegó a Estados Unidos en 1980 con siete meses de embarazo de su segunda hija. Es originaria de Guanajuato, México, y antes de venir había estudiado un año administración de empresas en la Universidad de Michoacán.

Presencia Centroamericana

Los últimos años de la Guerra Fría atraparon en fuego cruzado a muchos países del mundo. América Central, con la equilibrada excepción de Costa Rica, fue igualmente presa de aquella confrontación que protagonizaban por un lado Estados Unidos, democrático y capitalista, y por el otro la Unión Soviética, dictatorial y comunista.

Cubanos en Estados Unidos

Cuando Roberto Goizueta fue nombrado presidente y director ejecutivo de la Coca-Cola en 1981, los cubanos radicados en Estados Unidos lo asumieron como un símbolo del éxito empresarial de su comunidad, en el país más poderoso del mundo.

Colombianos en Estados Unidos

Shakira, Juanes, Kike Santander, Sofia Vergara, Patricia Janiot y Más

Hijo de un asesor importante de la Organización de Estados Americanos (OEA) y nieto de un embajador de Colombia en Estados Unidos, Dan Restrepo pensó que el peso de sus ancestros no le permitía mucho margen para abrirse paso en la carrera política. No fue así. Hoy día es el director para asuntos del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional del presidente Barack Obama y asesor especial del mandatario estadounidense.

Eva Mendes, Más de una Década en Hollywood

La actriz cubanoamericana Eva Mendes es hoy día una de las intérpretes más populares del cine de Hollwyood. Entre sus filmes más conocidos están 2 Fast 2 Furious, Hitch, Training Day, We Own the Night and The Spirit. De padres cubanos, Mendes nació en Miami, Florida, el 5 de marzo de 1974, pero creció en Los Angeles.