Cuba: ¿Dinosaurios Reformistas?


Dirigentes comunistas cubanos...

Plana mayor de los dirigentes comunistas cubanos, encabezada por el general Raúl Castro, al centro. Este grupo élite tiene una edad promedio de 85 años y ha estado en el poder desde 1959. (Wiki Commons).


Cuba: ¿Dinosaurios Reformistas?

ROBERTO ALVAREZ QUIÑONES

Es una ilusión creer que en Cuba va a haber cambios renovadores, o una transición a la democracia bajo el influjo arrollador de la nueva política del presidente Barack Obama hacia la isla mientras la cúpula del poder político sea exactamente la misma que destruyó el país y que con 85 años de edad promedio es probablemente la más anciana en toda la historia humana.

La tesis de la actual Administración demócrata en Washington de que la política de embargo y aislamiento no ha funcionado y hay que acercarse a los Castro para compulsarlos a que hagan reformas profundas es errónea de origen.

Desde que comenzó el “bloqueo yanqui” en 1962, hasta la desintegración de la Unión Soviética en 1991, Moscú entregó a Cuba unos 115,000 millones de dólares en subsidios, sin contar los suministros megamillonarios gratuitos de armamentos. Luego, con el chavismo en Caracas, la isla ha recibido otros $87,000 millones, incluido el 66% del petróleo que consume anualmente el país. Con esos $202,000 millones, para un país pequeño, los Castro lejos de desarrollar el país lo empobrecieron hasta niveles africanos no conocidos en América Latina, salvo el caso de Haití.

O sea, recursos financieros ha tenido el régimen cubano con los cuales suplir la ausencia de compras de productos cubanos (que además apenas produce) por parte de EE.UU. y de créditos comerciales estadounidenses. ¿Serían Honduras o Bolivia tan pobres hoy si hubiesen recibido una inyección gratuita de $202,000 millones de dólares en cuatro décadas ($50,500 millones por década)? Cuba, en cambio, se convirtió en una de las naciones más atrasadas de Occidente.

No, no es el embargo lo que no ha funcionado, sino el sistema comunista que igualmente fracasó por completo en los otros 34 países en que fue implantado en el siglo XX. Pero sustituirlo no es lo quiere la Junta Militar (JM) jurásica que manda en Cuba por encima del Estado, el gobierno y el Partido Comunista, sino modificarlo a su imagen y semejanza, para perpetuarse en el poder.

Los cuatro hombres que encabezan la JM suman 341 años, un record mundial: Raúl Castro cumplió 84 años recientemente, su hermano Fidel –aunque retirado es consultado por Raúl antes de tomar cualquier decisión importante--va a cumplir 89 en agosto, José R. Machado Ventura cumplirá 85 en octubre y Ramiro Valdés celebró su cumpleaños 83 en abril.

Ese cuarteto de comandantes de la Sierra Maestra es sobreviviente del grupo inicial de guerrilleros que en enero de 1959 se hizo cargo de la “revolución tan verde como las palmas”, junto a Camilo Cienfuegos, el Che Guevara, Juan Almeida, Faustino Pérez, Hubert Matos (encarcelado en octubre de 1959), Manuel Piñeiro, Celia Sánchez, Jesus Montané, Humberto Sorí Marín (fusilado en 1961), Augusto Martínez Sánchez, entre otros comandantes ya desaparecidos, y otros que aún viven pero retirados de toda actividad política, como Efigenio Ameijeiras (83), Pedro Miret (88) y Guillermo García (87).

Lo más cercano en ancianidad fue la cuarteta de la URSS poco antes de morir Leonid Brezhnev en 1982, a los 76 años. Los otros tres grandes eran Mijail Suslov (80), número dos e ideólogo del Partido Comunista; el primer ministro Nikolai Tijonov (77), y el canciller Andrei Gromiko (73), para una edad promedio de 76 años.

Burlas a los ‘vejestorios’

Lo irónico es que personalmente fui testigo de cómo Fidel hacía chistes en privado sobre el “asilo de ancianos” soviético y el chino. El caudillo decía que era increíble cómo la dirigencia política de Moscú era un coto cerrado al que no tenían acceso "cuadros más jóvenes".

La elite cubana del poder la integran otros seis generales y un coronel (Alejandro Castro, hijo del dictador). Ellos y los cuatro ya citados tienen una edad promedio de 74 años. En China, la dirigencia presidida por Xi Jinping tiene 65.4 años como promedio. Y la de Vietnam, 64.8 años. En ambos países, gobernados igualmente por partidos comunistas, hay periódicas renovaciones de “cuadros”, que son los que han impulsado las reformas. En todos los países comunistas el desmontaje del totalitarismo estuvo a cargo de nuevos líderes.

En Cuba eso no ha sucedido. La transformación más importante desde que Raúl es el dictador no ha sido por voluntad del régimen. Es el cambio de mentalidad entre los administradores y gerentes de las empresas, fábricas, tiendas, talleres; y también en la población. Los cubanos perciben que el regreso al capitalismo ya no lo para nadie, pero no saben cómo será ese regreso.

Actúan como propietarios

Amigos que viven en la isla y han venido de visita a EE.UU. me cuentan que los administradores de las entidades estatales medianas y pequeñas tienen ahora más autonomía por dos razones: el descontrol y la corrupción galopante en la llamada “cadena puerto-transporte-economía interna”. Ellos ya se ven a sí mismos como futuros propietarios de las instalaciones que administran, tal y como sucedió en Rusia y en China.

Muchos ya operan así y comercian o producen, le entregan al Estado ingresos basados en una contabilidad manipulada, y luego venden por su cuenta y obtienen utilidades con “su” parte del negocio. Claro, los funcionarios de más arriba cobran lo suyo por hacer la vista gorda. Todos ganan y a la vez hacen posible el mercado negro, el único que realmente funciona en la isla.

Pero la JM no quiere eso, sino instalar un modelo de capitalismo de Estado bien “amarrado” al servicio de la burguesía cívico-militar que ya edifica. El generalato que controla ya casi el 70% de la economía nacional teme que ese cambio de mentalidad erosione el control que pretende tener más allá de la desaparición física de los Castro. Esa percepción nutre las posiciones más retrógradas dentro del castrismo, opuestas a la descentralización y a la autonomía a las empresas estatales.

Temores a mayor autonomía

Expresión de ese temor es el libro “El derrumbe del socialismo en Europa”, de José Luis Rodríguez, ex vicepresidente del Consejo de Ministros y ex ministro de Economía, disponibles en las librerías, en el que se queja de que la autonomía concedida a las empresas estatales durante la perestroika de Mijail Gorbachov fue lo que precipitó el desplome del socialismo en la Unión Soviética.

En Cuba ningún libro de un poderoso ex ministro se publica sin un propósito. Seguramente fue “orientado” por el ala más cavernaria de la JM, pues es un ataque a la descentralización de la economía y una defensa insólita del centralismo estalinista-guevarista que hundió al país en la miseria y ha dilapidado los miles de millones de dólares en subsidios.

A Rodríguez, por cierto, lo conozco desde que a principios de los años 80 era vicedirector del Centro de Investigaciones de la Economía Mundial (CIEM), y siempre fue un defensor a ultranza del centralismo estalinista de la economía. De manera que su opinión no tiene mucho valor. Además, él sabe muy bien que su libro llega tarde, pues si no hay descentralización colapsa lo que queda en pie de la economía cubana.

En la creme de la creme de la dictadura algunos se niegan a dar más autonomía a las empresas estatales, pero otros piensan que, por el contrario, ese es un adelanto para la “construcción” de un capitalismo de Estado bien controlado, en el que el gobierno no se ocupará ya de las pequeñas unidades de producción y servicios, sino que se servirá de ellas y las atosigará con impuestos y regulaciones.

En todo esto lo peor es que el general Castro, a diferencia de Fidel, sí consulta con sus allegados. Todo lo que decide el dictador va avalado por el apoyo de la claque militar que lo sostiene.

Y aquí a mi modo de ver se da una paradoja casi increíble. Resulta que Raúl es más peligroso de lo que podría ser Fidel hoy al frente de la dictadura de no haberse enfermado (llamo la atención de que Deng Xiaoping siguió siendo el líder chino hasta su muerte a los 93 años). Con Fidel al mando hoy, un disparate suyo a estas alturas habría encontrado ya cierta resistencia en la propia cúpula, hastiada ya de las idioteces del “Jefe”, y eso habría podido generar fracturas en la cúspide del poder. Con Raúl esa fractura parece más difícil.

En resumen, no se vislumbran cambios sustanciales, libertades, o derechos para los cubanos --haya relaciones o no con Washington--, mientras tengan la sartén por el mango los dinosaurios históricos de corte estalinista.

Ellos ya se preparan para lanzar el modelo autoritario raulista con ribetes chinos, fascistas y postsoviéticos que en forma de “Lineamientos” será presentado (y aprobado por unanimidad, como siempre) en el Congreso del PCC en abril próximo.

Y repito, ojalá esté equivocado y todo sea diferente.

(Alvarez Quiñones es periodista y escritor radicado en el sur de California. Durante más de tres décadas ha escrito sobre el curso de la economía mundial. Es un especialista en temas latinoamericanos, con énfasis en asuntos cubanos).

Para compartir este artículo:




México: La Guerra entre el Periodismo y el Poder

Para enviar un mensaje a ContactoMagazine.com

Arte y Cultura

Más sobre Inmigración y Reforma Migratoria

Café Impresso - El Valor de la Palabra en la Nueva Era de la Comunicación Social

Quiénes Leen Más, Dónde se Lee Menos, Quién Entiende Mejor lo que Lee

Tecnología - Redes Sociales, Teléfonos Inteligentes, Internet

EE.UU.: Los Hispanos Abrazan la Tecnología Digital

El Legado Hispano en Estados Unidos

Latinos en el Cine y la TV de Hollywood

Música, Cine, Festivales, Eventos Especiales

Más de $60 Mil Millones en Remesas para América Latina

Para enviar un mensaje a ContactoMagazine.com

Más sobre los Latinos en Estados Unidos

 


Portada de ContactoMagazine.com


© Contacto Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos periodísticos de Contacto Magazine en medios impresos, radio y televisión, libros, sitios web de Internet, CDs, DVDs y otros medios de comunicación masiva. Los interesados en recibir una licencia de reproducción del contenido de Contacto Magazine, pueden enviar una solicitud al editor.


América-Mundo, Inmigración, Arte y Cultura, Espectáculos, Ciencia y Salud, Latinos en EE.UU. México, Cuba, Tecnología, Un Poco de Humor, Fiesta Latina, Comida Latina, Café Impresso, Portada














Ciberguerras

Alerta ante el Peligro de las Ciberguerras

La informática se está convirtiendo poco a poco en un arma peligrosa, y las guerras del futuro ya se están librando a ciertos niveles en el espacio cibernético. El secretario de Defensa de EE.UU., Chuck Hagel, informó que el Pentágono está dándole una importancia significativa a su unidad de ciberguerras con el propósito de frenar cualquier ataque extranjero contra sus redes e infraestructura.

Muchos se preguntan si se puede predecir un terremoto.

¿Se Puede Predecir un Terremoto?

Desde hace años los californianos esperan un devastador terremoto de más de ocho grados en la escala de Richter, que ha sido bautizado antes de llegar con el nombre de "El Grande" (The Big One). Muchos creen que cuando ello ocurra, California podría quedar dividida en dos, con la región que corre sobre las costas del Pacífico posiblemente convertida en una isla. ¿Exageración?

Sector financiero de Nueva York.

¿Un Sustituto para Estados Unidos?

• Un Estudio de Inteligencia Militar Señala que la Economía de China Superará a la de EE.UU. antes de 2030.

• Si Bien el Poder Económico, Tecnológico y Militar de Washington es Asombroso, su Enorme Deuda Pone los Pelos de Punta.

• Analistas de Ideas Contrarias como Carlos A. Montaner, Noam Chomsky y Roberto Alvarez Quiñones No Ven un Competidor para EE.UU.

Las dantescas imágenes del derrumbe de las torres gemelas del World Trade Center de Nueva York en 2001, las apocalípticas escenas de las guerras de Irak y Afganistán y el estallido de la crisis financiera de 2008 que profundizó el camino hacia la Gran Recesión, así como el impresionante crecimiento económico de China y la enorme deuda pública de Washington son, para muchos, pruebas irrefutables de que Estados Unidos no podrá ser por mucho tiempo más la potencia hegemónica más próspera y poderosa que haya conocido la historia de la humanidad. ¿Será cierto? Y si lo es, ¿qué otro país podría ocupar esa privilegiada posición?

El Congreso de EE.UU. en pleno...

Reforma Migratoria: ¿Por Qué en el 86 Sí?

Durante una larga etapa, el Congreso de Estados Unidos, organizaciones comunitarias, líderes políticos y religiosos, amigos y enemigos, han sido protagonistas de un intenso debate acerca de la posibilidad de cambiar las leyes de inmigración, ante la presencia innegable de 11 millones de extranjeros sin documentos migratorios. En 1986 se aprobó una reforma a las leyes vigentes que permitió la legalización de unos tres millones de inmigrantes indocumentados. En la última década, repetir aquel proceso con éxito, ha sido poco menos que imposible. ¿Por qué aquella vez sí se pudo y ahora el mismo propósito se mantiene en el limbo?