America, Mundo Arte y Cultura Tecnologia Espectaculos Ciencia y SaludLatinos en EE.UU. Mexico Cuba Comida LatinaUn Poco de Humor Publicidad Quienes SomosCartas al EditorWho We Are Advertising Contact Us


El Escalón que Fidel Castro No Vio

Experiencia Personal del Día del Accidente

Por EDUARDO YERO
Especial para Contacto Magazine

En un viejo tango del inmortal cantante argentino, Carlos Gardel, se afirma que "20 años son nada", pero que el gobernante cubano Fidel Castro haya cumplido el 13 de agosto 81 de edad, tras enfrentar una grave enfemedad de la que aún no se recupera y a sólo tres años de haber sufrido una estepitosa caída que le provocó serias fracturas, puede rozar con lo insólito e indeseado por muchos.

"Bicho malo nunca muere, o al menos vive más que los que los que son mejores que el", fue la respuesta con sorna al respecto de un cubano radicado en este país ante la proximidad del onomástico del "tirano", consultado por este periodista que fue testigo de su caída en Santa Clara, el 20 de octubre de 2004, y el primero de un medio internacional en informar al mundo del inesperado acontecimiento.

El 31 de julio del año pasado, Fidel Castro emitió una proclama pública en la que anunciaba padecer de una grave enfermedad, calificada entonces como "secreto de estado", por lo cual pasaba de manera temporal la jefatura del gobierno a su hermano menor, Raúl Castro, quien es además el ministro de Defensa.

Castro aun no ha hecho su primera aparición pública desde entonces, y su última incomparecencia tuvo lugar el 26 de julio pasado, que conmemora el día de la "rebeldía nacional", primera vez que se pierde este tipo de acto desde que asumió el poder el 1 de enero de 1959 tras derrocar al presidente Fulgencio Batista.

El "comandante en jefe", como se le conoce también al caudillo, sólo ha aparecido desde entonces unas pocas veces en la televisión oficial, siempre vestido con ropa deportiva, y últimamente se ha dedicado a escribir lo que considera sus "reflexiones" en la prensa local sobre diversos temas que estima de interés nacional e internacional.

Por estos días no resultaría ocioso recordar uno de los accidentes públicos más significativos en el casi medio siglo que lleva gobernando a la isla caribeña, como lo fue su fatal caída en Santa Clara, al bajar del estrado donde pronunció el principal discurso en una graduación de Instructores de Arte en esa ciudad central cubana.

Este suceso, del cual en su momento incluso no salieron a la luz pública diversos hechos a su alrededor por razones obvias, como ahora, provocó a Fidel Castro graves fracturas en una de sus piernas y en el brazo derecho, que le obligó no sólo a ser intervenido quirúrgicamente en varias ocasiones, sino que además le mantuvo alejado del escenario político por varios meses.

El deselace fatal de su sonado percance, y cuyas instantáneas e informaciones dieron la vuelta al mundo en infinidad de ocasiones y que provocó la fiesta de cientos de miles de cubanos que deseaban su muerte radicados en el exterior, especialmente en Miami (sureste de EEUU), donde reside la mayor comundad en el exilio, parecía anunciado, debido a la ausencia increíble de algunos de los grandulones de su seguridad personal en el momento del descenso que evitaran, o al menos, le sujetaran en su veloz precipitada.

Castro no vio el escalón de la calle que finalmente debía pisar y su alta y fornida estructura cayó a la larga, ante la sorpresa de muchos y la confusión de la mayoría de los presentes, tanto de sus cercanos colaboradores que no supieron cómo reaccionar rápidamente, como los pobladores presentes en el acto.

Inmediatamente después su breve aparición en la televisión, donde admitió estar "adolorido" y quizá con varias fracturas, agentes de la Seguridad del Estado fueron a la caza de los fotógrafos y camarógrafos de la prensa internacional que cubrieron el evento, para evitar, sin éxito, que se divulgara el accidente, que, con todo morbo, fue titulado en medios de algunos países como, por ejemplo: "se cayó Castro".

Castigo Divino

El 20 de octubre de 2004 fue un día como otro cualquiera en Santa Clara, una importante ciudad situada a 300 kilometros al este de La Habana, pero no así para los periodistas cubanos y fotógrafos de agencias internacionales enviados a informar de la presencia de Fidel Castro en el acto.

Y ello fue así porque los cubanos en función de trabajo como era el caso -de otra forma es imposible- para alojarse en un hotel en cualquier parte de la geografía cubana requieren del permiso expreso y la firma, del ministro de Turismo, quizá para recordarle de la "inviolabilidad" del "apartheid" en ese importante sector económico.

Tras llegar al hotel "Los caneyes", de regular calidad, el susodicho permiso del omnipotente ministro no había sido recibido "aún", por lo que fue necesario pernoctar en casas particulares, donde, en cambio, se disfrutó de gran hospitalidad, buena comida y excelente trato, gracias a la digna actitud, y por su propuesta, de un reconocido fotógrafo belga que trabajaba en ese momento en un medio estadounidenese y que se negó a aceptar el hospedaje en el hotel donde se lo imposibilitaron a los cubanos.

Fue por eso que algunos cubanos y otros extranjeros coincidimos en que lo ocurido esa noche, ya cenando en la primeras horas de la madrugada tras el arduo trabajo que nos deparó, no pudo haber sido otra cosa que "un castigo divino" por el indecente trato dado a los profesionales de la información.

Reza un viejo adagio español, origen del propio Fidel Castro, concretamente gallego, de que el que no quiere caldo le dan tres tazas, por lo tanto, podrían sobrar las palabras.

(Eduardo Yero ha sido redactor de la agencia internacional de noticias EFE en La Habana, Cuba, desde 1983).






Para recibir el boletín de Contacto con nuevos artículos...

© Contacto Magazine

Todos los Derechos Reservados. Prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos periodísticos de Contacto Magazine en medios impresos, radio y televisión, sitios web de Internet, CDs, DVDs y otros medios de comunicación masiva. Los interesados en recibir una licencia de reproducción del contenido de Contacto Magazine, pueden enviar una solicitud al editor.

América-Mundo, Arte y Cultura, Espectáculos, Ciencia y Salud, Latinos en EE.UU., México, Cuba, Tecnología, Un Poco de Humor, Comida Latina, Portada, Directorio Comercial Clasificado

Contacto Logo
Computers

Contacto Banner